Del país de Finlandia

Iglesia de Kerimäki, una maravilla en madera

Kerimäki es un pequeño pueblo situado al este de Finlandia que posee la iglesia de madera más grande del mundo cristiano, con capacidad para 3.400 feligreses sentados en bancos que suman 1.670 metros lineales. Si agregamos a quienes pueden estar de pie, alcanzamos la cifra de cinco mil personas. Gracias a su excelente acústica, el templo es el escenario elegido para la interpretación de los espléndidos conciertos del Festival de Ópera de Savonlinna.

Diseñada por el arquitecto Anders Fredrik Granstedt, la iglesia de la parroquia luterana de Kerimäki –pintada en tonos ocres y blancos y la cúpula en verde– mide 45 m de largo, 42 m de ancho y 37 m de alto. En el momento de su construcción se consideró una maravilla de la carpintería y sin duda sobran razones para ello. Las obras dieron comienzo en 1844 y finalizaron el 25 de septiembre de 1847, procediéndose el 11 de junio de 1848 a su consagración. 

Debido a las condiciones de frío extremo durante el invierno, los servicios religiosos en la descomunal iglesia se ofrecen sólo durante los meses de verano. Existe una pequeña iglesia cercana, construida en 1953, dotada de calefacción, si bien en la mañana de Navidad los feligreses se reúnen en el emblemático templo y encienden cientos de velas, haciendo posible que el interior permanezca lo suficientemente cálido.

La leyenda abriga la idea de que el tamaño de la iglesia es el resultado de un error de cálculo. Unos dicen que el arquitecto estaba trabajando en centímetros y que los obreros emplearon pulgadas, que son 2,54 veces mayor. Otros estudios, sin embargo, han demostrado que la iglesia estaba destinada en realidad a ser tan grande como la conocemos en la actualidad y así lo demuestran los planos existentes, pues se pretendía que acogiera de una sola vez a la mitad de la población de la comarca.

Fachada principal de la iglesia luterana de Kerimäki
Fachada principal de la iglesia luterana de Kerimäki

Fotos: Ita-savo.fiFernando Fernández-Valencia 

Anterior artículo

“Concepción Aparisi”, primer barco a motor de Antonio Armas

Siguiente artículo

A bordo del ferry “Las Palmas de Gran Canaria”, en Tánger (1985)