Acontecer marítimoDestacado

Ibarra regresa a la presidencia de Puertos de Las Palmas

Todavía no ha sido nombrado y la comunidad empresarial del puerto de Las Palmas de Gran Canaria celebra el regreso de Luis Ibarra a la presidencia de la Autoridad Portuaria. Bien es verdad que, según lo publicado, su salida del Cabildo Insular, donde dirige la consejería de Obras Públicas, aliviará la tensión que parece existe con el presidente de la primera corporación insular, Antonio Morales, con quien no hay entendimiento.

Luis Ibarra fue presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de Gran Canaria entre 2011 y 2018. Economista de formación, hábil, con las ideas claras y cercano a la gente, se le nota el rodaje y la experiencia y tiene por delante varios retos. Uno de ellos será frenar la caída del tráfico de contenedores –en el primer semestre ha sido del 14,81%– para lo cual “hay que bajar tasas y mejorar la conectividad entre terminales”, según declara al periódico La Provincia.

Para ello habrá que recuperar la confianza de un gigante llamado MSC, que no está especialmente satisfecho con el trato que recibe en el puerto de la capital grancanaria. La existencia de otros puertos competidores le está ganando la partida, afectado por “una dinámica de globalización que está afectando en el sentido de que los costes lo están desplazando en algunas actividades”, afirma.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas de Gran Canaria tiene las cuentas saneadas y ahora habrá que trabajar en una mayor competitividad, con el visto bueno de Puertos del Estado. Línea en la que deberán “ir de la mano” los puertos de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, con el fin de compensar la escasez de las exportaciones de Canarias. “Somos un puerto hub y por tanto de costes para las navieras, ahí tendremos que incidir bastante», indicó. 

El puerto de Las Palmas ha sabido consolidarse en los últimos años en sectores como los cruceros de turismo y, en especial, en las reparaciones navales, donde es un referente internacional. De ahí que, además del proyecto del dique seco de ASTICAN para buques de 100.000 toneladas, haya que buscar espacio para Hidramar, la nueva explanada de Zamakona, la apertura hacia las reparaciones de embarcaciones deportivas, “un nuevo nicho de mercado que no existe en esta zona” y recuperar la presencia del sector pesquero.

Ibarra valora el papel de Juan José Cardona (PP), de quien dice que “en la líneas generales, ha mantenido el comportamiento que hay que tener al frente de la institución”, con el acercamiento a la comunidad portuaria, pese a que la coyuntura económica no ha sido favorable, lo cual le ha impedido trabajar en la reducción de tasas, uno de los reclamos principales del sector.

Foto: Canarias7

Anterior artículo

Los petroleros “Mencey” y “Dácil”, en trabajos de mantenimiento

Siguiente artículo

Elías Castro, posible presidente de la Autoridad Portuaria de Tenerife