El mundo de la aviación

Homenaje de Iberia al viejo San Juan de Puerto Rico

La llegada del avión Lockheed L-1049 a Iberia fue una auténtica revolución, que dejó en segundo plano al avión Douglas DC-4, con el que hasta entonces la aerolínea española hacía sus vuelos internacionales. Sirva el dato, por ejemplo, de que en el caso de la línea Tenerife-Madrid o Gran Canaria-Madrid, el avión DC-4 hacía el viaje en seis horas y el novedoso Super Constellation, en cuatro horas y media.

En la foto vemos en vuelo al avión L-1049 G, matrícula EC-AMP. Bautizado con el nombre de “San Juan”, llamado así en homenaje a la ciudad de San Juan de Puerto Rico, uno de los destinos de este bello cuatrimotor, considerado la máquina voladora más bella de todos los tiempos. El 8 de agosto de 1957 causó alta en la flota de Iberia, con una configuración de 63 asientos y se estrenó en la línea Madrid-Nueva York, en la que permaneció hasta 1961, en la que fue relevado por la flota Douglas DC-8.

A partir de entonces operó en las líneas de Centroamérica y Venezuela, así como en vuelos nacionales, sobre todo en la línea de Canarias, en la que alcanzó merecida fama. En los veranos de 1963 hasta 1965 estuvo fletado por AVIACO para viajes turísticos desde el Reino Unido, aumentando su capacidad a 80 asientos. En 1964 fue modificado con el añadido de una puerta para carga y en mayo de 1967 fue vendido a la compañía de leasing International Aerodyne Inc., con sede en Miami.

Rematriculado N8021, permaneció fuera de servicio hasta mediados de 1969 y el 6 de junio de 1970 resultó dañado en el tren de aterrizaje cuando aterrizaba en el aeropuerto de La Antigua, Argentina. Cuando llegó la policía, el avión había sido destruido en un 95% por el fuego y no había rastro de su tripulación, lo que hizo suponer que había sido utilizado en operaciones de contrabando.

Foto: vía Francisco Bonilla Márquez / Compañías españolas

 

Anterior artículo

El nuevo buque de Ritz Carlton no podrá llamarse “Azora”

Siguiente artículo

La plataforma “West Bollsta” vendrá a reparar a Tenerife