Empresa, Cultura y Sociedad

Homenaje a Gregorio Barreto Viñoly, cronista oficial de Haría

La Junta de Cronistas Oficiales de Canarias y el Ayuntamiento de la Villa de Haría rindieron homenaje este sábado a la figura de Gregorio Barreto Viñoly (1935-2020), cronista oficial de la citada localidad de Lanzarote, a la que dedicó sus mejores afanas y desvelos en beneficio de su pueblo natal. El acto se celebró en el espacio cultural “El Aljibe” y contó con las intervenciones de Evelia García Fuentes, concejal de Cultura de Haría; Francisco Hernández Delgado, presidente de los cronistas oficiales de Lanzarote y cronista de la villa de Teguise y José Fernando Díaz Medina, presidente de la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias y cronista de Icod de los Vinos.

Asistieron, asimismo, el alcalde de Haría, Marci Acuña; Beatriz Barreto Santana, hija del homenajeado y los cronistas oficiales de Yaiza, Esteban Rodríguez; Gáldar, Juan Sebastián López Hernández y Fuencaliente de La Palma, Juan Carlos Díaz Lorenzo, así como otros amigos de Gregorio Barreto Viñoly, entre ellos los memorialistas de Lanzarote y vecinos de Haría, Jesús Perdomo y Óscar Torres. El cronista oficial de Arrecife, Antonio Lorenzo, transmitió una cordial adhesión al acto.

Evelia García Fuentes, concejal de Cultura de Haría, puso en valor “la magnífica labor de investigación y difusión de la historia de costumbres del municipio de Haría realizada por Gregorio Barreto Viñoly a lo largo de su dilatada actividad investigadora” y destacó que su nombramiento como cronista oficial se debía a “su dilatada y fructífera labor en pro de la investigación histórica de nuestro municipio que lo llevaron a convertirse en un referente importante a tener en cuenta en cualquier matización histórica que se hiciera del municipio”.

Agregó que “aunque su actividad profesional estuvo desde siempre ligada al Ayuntamiento de Haría, su amor y respeto por la historia de nuestro municipio lo llevó a poner en funcionamiento el archivo municipal, convirtiéndose así en su más celoso guardián. Fruto de esa relación, y de forma autodidacta, comenzó a desgranar y a la vez componer el complicado y apasionante puzle de nuestra historia”.

Gregorio Barreto Viñoly nació el 30 de abril de 1935 en Máguez. En su discurso, el cronista oficial de la villa de Teguise Francisco Hernández Delgado, señaló que “allí aprendió las primeras letras, el campo de Máguez tan agradecido con sus productos, ató de alguna manera a este joven, mientras trabajaba en las faenas propias de la época con su padre. Y ese amor a la su tierra, impidió que abandonara Máguez como hicieron gran número de vecinos que buscaron en Arrecife y fuera de esta isla, nuevas aventuras. Así lo reconocía Agustín de la Hoz, cuando afirmaba que “en Arrecife vive más gente de Máguez que de cualquier otro pueblo”. 

En su vida profesional fue funcionario del Ayuntamiento de Haría, del que sería secretario accidental en diversas ocasiones, así como juez de paz. “Su incursión a través de su trabajo, el diálogo con las personas mayores, motivó aquel hombre que sintió la necesidad, no solo de conocer sino de trabajar por la historia, costumbres y tradiciones de su municipio”, lo que le sería reconocido en 1996 por la corporación local, que le otorgó el Premio Haría de aquel año y en 2002 le nombraría cronista oficial, coincidiendo casi en el tiempo con el nombramiento del cronista oficial de San Bartolomé, Facundo Perdomo, un año antes, “ambos coincidían en el mérito que se les atribuyó en sus nombramientos: Hombres que dedicaron su vida a la administración y a la pasión por la lectura y escritura con ojo crítico». 

De su matrimonio en 1960 con María del Pino Santana Borges nacieron sus tres hijos: Marcial, Beatriz y María del Pino. Sus inicios periodísticos se encuentran en el semanario “Lancelot”, en el que escribió la sección “Balcón de Haría”, y desde 1999 la columna “El mirador de Guatifay” en “La Hoja del municipio de Haría”.

Parte importante de su obra está recogida en el anuario “Crónicas de Canarias”, editado por la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias, aunque su obra cumbre es la “Enciclopedia del lenguaje popular canario”, de la que Juan Medina Sanabria dice en su prólogo que “la «obra sorprende por su tamaño y recoge un antes y un después de nuestra forma de hablar, en tres libros distintos y nominados Palabras, expresiones y refranes, que nos dan un total de 49.000 unidades lingüísticas, entre más de 25.000 palabras. 16.000 expresiones y 7.000 refranes, donde se capta que nuestras tierras son puente entre Continentes, y tanto el regreso de nuestros emigrantes (los indianos) como el paso de personas de todas las razas y/o residencia en nuestras islas (principalmente en sus puertos), trae consigo otras formas de vivir en nuestra población oriunda y todas estas nuevas situaciones conllevan un aporte importante a nuestro léxico canario.» 

En 2010 su trabajo fue reconocido a nivel insular y recibió el título de miembro de la Academia de Ciencias e Ingeniería de Lanzarote. “Ese fuego interno, ese espíritu cultural, y su amor a esta tierra, se lo entregó a su municipio, colaborando con asociaciones culturales y deportivas, siendo pregonero en todas las fiestas de su municipio. Gregorio era la enciclopedia viviente, a la que acudían los vecinos de su municipio, y de otros lugares, para conocer la historia de este rico y antiguo pueblo de Haría”, destacó el cronista de Teguise.

En su intervención, el presidente de la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias, José Fernando Díaz Medina, destacó que “gracias al investigador Gregorio Barreto Viñoly tenemos Haría en la memoria. El sentimiento del paisaje de Haría, las formas de los paisajes lanzaroteños. Gregorio Barreto Viñoly, comprometido con la divulgación y protección del patrimonio cultural de nuestro municipio canario de Haría.

De su discurso, cargado de una gran emotividad y gratitud, entresacamos los siguientes pasajes:

“ (…) hay dos  cualidades de Gregorio Barreto Viñoly que admiro. Su sentido de acercar los hallazgos documentales para el conocimiento de la historia y su capacidad para desvelar las vidas de nuestros antepasados, la vida cotidiana de los habitantes de Haría”.

“Haría en la historia. Textos imprescindibles de nuestro recordado compañero- que agradecemos enormemente. Han sido numerosas y generosas sus colaboraciones, lo que a nuestro juicio se debe a su pensamiento vigente con la causa de la crónica de la historia local, y procuró en este sentido ser consecuente de su práctica con este compromiso vital”.

“Gregorio Barreto Viñoly construye un inmenso mural, habitado por una multitud de personajes, anónimos y notables, cuyas historias explican con claridad los valores de la sociedad hariana”.

“Me valgo, por tanto, de esta circunstancial cercanía para destacar un aspecto característico de su escritura: la configuración de un original universo de la localidad que refleja la calidad del afecto de Gregorio con su patria chica”.

“En su obra se alberga su corpus histórico y de las variaciones que representa el patrimonio cultural de sus habitantes, así como las fuentes que maneja. Desde este ángulo concreto se comprende mejor la extraordinaria amplitud de saberes y conocimientos derramados en todos sus trabajos”.

“Sobre este empeño, mi tesis favorita tiene que ver con la voz de la memoria. Y reza como sigue: «la crónica histórica no es una ideología con preceptos y gurús intelectuales; tampoco un movimiento con referentes institucionales o políticos. Se trata de una dinámica tan cercana como amplia, que permea al conjunto de la sociedad”. Esto lo consigue sobradamente”.

“La concienzuda y muy informada labor de Gregorio Barreto Viñoly pone de manifiesto el elogio de la historia de Haría. Invitamos a regresar a Haría de la mano y pasión literaria de Gregorio Barreto Viñoly, seguramente el historiador local más conocido y quizás el más prolijo. Si atendemos a su producción literaria, histórica, mencionar las colaboraciones en Crónicas de Canarias. Se trata de un repaso formidable de épocas, personajes, oficios e instituciones muy diversas. El esfuerzo es colosal. Quiere registrarlo todo. Barreto Viñoly se detiene en el conocimiento del pasado, las formas de vida de los grupos humanos y sus manifestaciones, prácticas sociales, lenguaje, tradición oral, rituales, creencias, valores, costumbres y tradiciones”.

“Nuestro admirado cronista de Haría realizó una tarea erudita, apasionada y pedagógica única. Hace uso de sus dotes de divulgador. La suya es una narrativa tradicional, con una trayectoria coherente en su trabajo, y así nos relata el pueblo de Haría, sus lugares y gentes, a los que de alguna manera rinde homenaje, en sus colaboraciones en Crónicas de Canarias”.

“Maneras de ser cronista. Gregorio Barreto Viñoly, el señor de las historias de Haría, seducido por los tesoros y la belleza patrimonial de sus rincones y sus gentes, él subió y bajó por las curvas laberínticas de la localidad. Aquí y allí, y entonces. Siempre perseverante, nos registra y señala las huellas de la humilde vecindad que le atraía desde muy joven”.

“Sea como fuere, Gregorio Barreto Viñoly representa una importante aportación al conocimiento de Haría de Lanzarote. Ha aunado investigación, análisis y divulgación en una brillante carrera como historiador local que ejercerá una importante influencia en estudios posteriores, además de deleitar a un amplio espectro de lectores, marianos y forasteros, interesados en el devenir histórico de este hermoso rincón de la isla conejera”.

“Haría es el paisaje, Gregorio Barreto Viñoly su caminante”.

Gregorio Barreto Viñoly (1935-2020)
José Fernando Díaz Medina, Evelia Garcia Fuentes y Francisco Hernández Delgado
Los intervinieres pusieron en valor la personalidad y legado de Gregorio Barreto Viñoly
Placa en memoria de Gregorio Barreto Viñoly ofrecida por la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias

Fotos: cedidas

Anterior

Nueva fisura abierta al oeste del cementerio de Las Manchas

Siguiente

COFRUNA y el buque frutero a vapor “Almadén” (1946-1970)

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *