Acontecer marítimoDestacado

Grimaldi y Stena avanzan en proyectos de energía eléctrica

La entrada en vigor de las nuevas normas internacionales sobre control de emisiones ha hecho que las compañías armadoras busquen fuentes de energía alternativas para sus buques. Entre ellas figura la energía eléctrica almacenada mediante baterías. Algunas ya han empezado a utilizar en sus buques esta tecnología como fuente de energía limpia para los generadores auxiliares en puerto y apoyo a la propulsión.

Grimaldi Lines lo aplica en seis nuevos ro-ro híbridos, además de los ferries “Cruise Roma” y “Cruise Barcelona”, que están siendo alargados y actualizados en los astilleros Fincantieri e incorporarán baterías de litio para eliminar las emisiones durante sus escalas y las maniobras portuarias.

Stena Line acaba de iniciar las primeras pruebas con una batería en el ferry “Stena Jutlandica”. Se trata de un proyecto en tres fases, cofinanciado por la Unión Europea y en colaboración con varias empresas de transporte suecas, así como la Autoridad Marítima de dicho país. El objetivo final de este proyecto es dotar de baterías a los 38 buques de la flota de dicha naviera, como propulsión principal.

En la primera fase se ha instalado en el ferry “Stena Jutlandica” una batería de 1  MWh de capacidad como fuente de energía auxiliar en las escalas en puerto, que entrará en pleno funcionamiento este verano. En una segunda fase, se aumentará la capacidad de la batería hasta 20 MWh lo que le permitirá una autonomía de navegación eléctrica de unas diez millas. En la tercera fase se aumentará la capacidad hasta 50 MWh y cubrir su ruta completa de 50 millas entre Gotemburgo y Frederikshavn exclusivamente con propulsión eléctrica.

Las baterías ya se están utilizando como fuentes exclusivas de energía para los propulsores principales en algunos ferries de pequeño tamaño y trayectos cortos. En 2015, la compañía Norled presentó un ferry eléctrico con capacidad para 360 pasajeros y 120 vehículos para cubrir un trayecto de cuatro millas a través de un fiordo noruego.

De similares características serán los doce buques que el armador noruego Fjord1 ha encargado para operar en diversas rutas en los fiordos. Estos ferries, que se entregarán a lo largo de los próximos dos años, tendrán capacidades entre 60 y 130 vehículos y entre 199 y 299 pasajeros.

La sociedad de clasificación DNV GL ha lanzado un proyecto conjunto de desarrollo para impulsar el uso de baterías de litio en el transporte marítimo. Para ello dispone de una docena de socios vinculados al sector marítimo entre los que se encuentran las Autoridades Marítimas de Noruega y Dinamarca, los fabricantes de motores Rolls Royce Marine y ABB; el astillero Damen y la naviera Stena.

El objetivo final de este proyecto es el establecimiento y la difusión de unos requisitos y normas de seguridad que permitan el normal desarrollo de la tecnología de propulsión eléctrica en los buques sin retrasar innecesariamente su desarrollo.

Foto: Gegik

Anterior artículo

Finnair programa 38 vuelos semanales de España a Japón

Siguiente artículo

Un avión de Binter se llama "La Palma - Isla Bonita”