Acontecer marítimoDestacado

“GNV Bridge”, un ropax Visentini de tercera generación

De la misma serie del buque “Ciudad de Valencia”, el ropax “GNV Bridge” es una reinvención del proyecto Visentini en su tercera generación, un modelo de éxito en este tipo de barcos de diseño italiano que está presente en las principales líneas comerciales de Europa y terceros países, bien en propiedad de sus armadores o alquilados en las distintas fórmulas conocidas a Visemar.

Construcción número 230 del astillero de Porto Viro, próximo a Venecia, corresponde a un desarrollo del proyecto P370 de Naos Ship and Boat Design. Puesto a flote el 28 de marzo de 2021, el 26 de mayo siguiente realizó las pruebas de mar y el 26 de junio se entregó a GNV, estrenándose en la línea Génova-Palermo en un servicio combinando con los buques “Exelsior” y “Forza”, hasta que el pasado 8 de julio se incorporó a la línea Barcelona-Palma-Ibiza.

De 32.000 toneladas de peso muerto y 203 m de eslora, el buque “GNV Bridge” viene de astillero equipado por scrubbers de última generación y mantiene una velocidad de crucero de 24 nudos –27,5 nudos en pruebas de mar–, propulsado por dos motores experimentales Mak 12VM43C, de 12.600 kW de potencia cada uno, que accionan igual número de ejes y hélices de paso variable. De su abanderamiento en Chipre pasó a bandera de Italia en el momento de su puesta en servicio.

Sigue el típico esquema Visentini en su distribución interior en la cubierta 5, que incluye autoservicio, bar y restaurante a la carta y 186 butacas tipo avión; la cubierta 6 está destinada a alojamiento con 157 cabinas cuádruple más cuatro suites y dos PMR y la cubierta 7 con dos salones interiores y una gran terraza exterior con sus correspondientes bares.

Respecto de sus predecesores, supone un avance atractivo para el pasaje y destaca, asimismo, la agilidad y facilidad para la carga y/o descarga, aspecto éste muy importante para la operativa en los puertos donde opera y que ya conocen camioneros y estibadores. En total suma 2.566 metros lineales para carga rodada más 260 coches en la cubierta número 5 que, al igual que los buque precedentes, está al aire libre, siendo éste quizás uno de los aspectos más discutibles del proyecto.

Foto: Manuel Aguilera Panadero

 

Anterior

Stena prueba metanol “azul” en el ferry “Stena Germanica”

Siguiente

Muere un funcionario del SVA en un operativo de helicóptero