Acontecer marítimoDestacado

Fred. Olsen retoma la línea Gran Canaria-Lanzarote

A partir del próximo 15 de octubre, Fred. Olsen retomará la línea Gran Canaria-Lanzarote, que inicialmente estará a cargo del catamarán “Bonanza Express” y hará dos rotaciones diarias, en un viaje de tres horas y media. Durante el mes de noviembre y primeros días de diciembre, el catamarán “Betancuria Express” cubrirá la línea Arrecife-Morro Jable-Las Palmas. Con esta decisión, Fred. Olsen recupera la línea que operó entre 2000 y 2002 con el ferry “Betancuria”, ex “Benchijigua” (3º) y casi completa el mapa de su presencia en Canarias, a falta de que en el futuro pueda volver a la línea de El Hierro.

El catamarán «Betancuria Express» hará noche en Arrecife, de donde saldrá cada día a las 05,30 h y el segundo viaje a las 16 h. De Las Palmas, las salidas serán a las 10,30 h y 21 h. Los domingos, teniendo en cuenta los desplazamientos de fines de semana, hará una salida extra a las 14 h desde Arrecife y a las 18,30 h desde Las Palmas.

Considerando la reorganización de algunas líneas, programaciones ya fijadas, así como la estacionalidad de las diferentes rutas, durante el mes de noviembre y días puntuales de diciembre se realizará una única rotación con escala en el puerto de Morro Jable. De cara al puente de diciembre y Navidad, se mantendrán las dobles rotaciones directas hasta el 28 de enero de 2019, momento en el que Fred. Olsen operará con dos buques de alta velocidad en las islas orientales.

En paralelo, se están realizando los trabajos necesarios para acondicionar las instalaciones portuarias, con la finalidad de disponer de una terminal de pasajeros en el puerto de Arrecife, una terminal de pasajeros totalmente renovada en el puerto de Las Palmas, así como tres rampas en tierra en ambos puertos, lo que permitirá replicar la operativa del resto de puertos en los que opera la compañía.

La llegada del catamarán “Betancuria Express” supone un importante refuerzo en la línea Las Palmas–Morro Jable. Se trata, en la actualidad, del catamarán mayor del mundo en activo. Inicialmente proyectado para satisfacer los exigentes requisitos del mar Báltico, tiene un diseño focalizado en evitar los balances en condiciones adversas, lo cual, unido a su velocidad operativa de 38 nudos, garantiza un máximo confort a los pasajeros.

El catamarán “Betancuria Express”, ex “Leonora Christina”, es propiedad de Fred. Olsen desde diciembre de 2016 y desde ayer está en su poder tras finalizar el contrato que mantenía con la compañía danesa Færger A/S. Parte de la tripulación se encuentra en Dinamarca para familiarizarse con el buque, que entrará en dique para una exhaustiva inspección técnica de los sistemas estructurales, eléctricos y mecánicos, así como diversas modificaciones en el área del garaje y en las zonas de pasaje, pintado general con los colores corporativos e instalación de camarotes para la tripulación.

Como ya hemos informado en esta misma sección, el buque tendrá capacidad para 1.600 pasajeros y 357 coches. Vendrá equipado, además, con nuevos asientos más confortables y redecoración de las zonas comunes, bares, área de entretenimiento y tienda. La clase oro dispondrá de una espectacular terraza de popa que ofrecerá vistas de 180 grados para que los pasajeros disfruten del paisaje costero y marítimo. Además de los servicios habituales de prioridad de embarque y catering a bordo, el nuevo equipamiento incluye asientos de clase ejecutiva de alta gama para el máximo confort.

El diseño del catamarán “Betancuria Express” proporcionará una solución de viaje de alto estándar tanto para los pasajeros como para su tripulación. Como ya es habitual en Fred. Olsen, la compañía apuesta por un servicio basado en la experiencia y la excelencia, con vocación de permanencia y la consolidación de sus rutas.

Es un buque imponente en su clase, con unas dimensiones de 112,60 m de eslora, 27,50 m de manga y 3,80 m de calado. Al producirse su abanderamiento en el Segundo Registro de Canarias, será inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife.

Construcción número 246 del astillero Austal (Fremantle, Australia), desde mayo de 2011 ha operado para la compañía danesa Færger A/S. La planta propulsora está formada por cuatro motores MAN e igual número de reductoras y water jets, que suman una potencia de 36.400 kw y le permite mantener una velocidad de 34 nudos. Austal es el mismo constructor del trimarán “Benchijigua Express” y de los dos nuevos trimaranes que Fred. Olsen tiene contratados para su entrega en 2020.

Foto: Álex Marrero (shipspotting.com)

Anterior artículo

Fred. Olsen trae a Canarias el mayor catamarán del mundo

Siguiente artículo

Facua denuncia el cobro de la maleta de mano de Ryanair