Acontecer marítimoDestacado

Fred. Olsen altera rumbos para reducir la afección a cetáceos

Algunos estudios de investigación sostienen que la presión que los buques de alta velocidad ejercen sobre los cetáceos en Canarias puede poner en peligro a estas poblaciones. Seis de cada diez cachalotes encontrados muertos en las islas entre 2000 y 2017 fueron arrollados por este tipo de embarcaciones, según un estudio científico realizado por investigadores de las universidades de Las Palmas de Gran Canaria y Sao Paulo.

Dice Fred Olsen que aleja al buque «Benchijigua Express» de las Zonas de Especial Conservación (ZEC) entre Tenerife, La Gomera y La Palma para evitar en lo posible las áreas de mayor tránsito de cetáceos o donde mayor probabilidad haya de encontrarlos. A finales de la década de los noventa, la compañía introdujo variaciones en los rumbos en relación a una ruta directa, lo que denomina «rutas ecológicas», que ahora se han reforzado a pesar de que ello incrementa los tiempos de travesía y la distancia a recorrer.

Fred. Olsen se ha comprometido también a que el buque «Benchijigua Express» realice los cambios de rumbo fuera de la ZEC para evitar maniobras e interferencias en esas áreas. En concreto, las modificaciones implican que la línea entre La Gomera y Tenerife reduce en tres millas náuticas con respecto a la ruta anterior y cuatro millas con respecto a la navegación directa. En total, el trayecto aumenta en 2,15 millas y supone ocho minutos adicionales de travesía con respecto a la duración habitual.

En la línea entre La Palma y Tenerife, se reducen seis millas por ZEC respecto a la ruta anterior y 13,5 millas en relación a la ruta directa, lo cual representa un incremento de tres millas más de recorrido y 10 minutos adicionales de travesía.

Según los cálculos de la compañía, con estos ajustes el buque “Benchijigua Express” recorrerá 4.815 millas náuticas anuales, equivalentes a 229 viajes entre Tenerife y La Gomera. Fred. Olsen ha incluido las Zonas de Especial Conservación en detalle en las cartas de navegación y las rutas se han reflejado en el procedimiento de los barcos y los planes de viaje, para garantizar su cumplimiento.

Foto: Ventuari (shipspotting.com)

Anterior artículo

El buque frutero “Miguel M. de Pinillos”, luego “Júcar”

Siguiente artículo

Fuego en el buque factoría “Ivan Golubets”, con base en Las Palmas