Venezuela en la memoria

Flota de la CAVN: “Venezuela” (1971-1991)

A finales de la década de los años sesenta, el Gobierno de Venezuela –en tiempos del presidente Raúl Leoni– autorizó a la Compañía Anónima Venezolana de Navegación (CAVN) la construcción de una serie de nuevos buques, que facilitarían la renovación y la ampliación de la flota dotándola de unidades más modernas y versátiles y mayor capacidad de carga. 

Dos de aquellos barcos recibieron los nombres de “Venezuela” y “Caracas”. El contrato para la construcción de ambos fue adjudicado al astillero holandés N. V. Koninklijke Maats “De Schelde”, situado en Vlissigen, de cuya factoría, el primero de los citados era el casco número 340. Botado el 30 de mayo de 1970, entró en servicio en enero de 1971 y su recibimiento en La Guaira –su puerto de matrícula– fue todo un acontecimiento.

De 10.301 toneladas brutas, 5.821 toneladas netas y 12.148 toneladas de peso muerto, medía 169 m de eslora total -155,15 m entre perpendiculares-, 24 m de manga, 12,50 m de puntal y 9,19 m de calado máximo. Estaba compartimentado en cinco bodegas, cerradas por siete escotillas. Disponía de cinco portas laterales para la estiba de carga paletizada y podía cargar 80 TEUS, asistido por tres grúas y 18 puntales que facilitaban las operaciones de carga y/o descarga.

Su diseño correspondía al típico “dos tercios” entonces en boga y podía alojar a 12 pasajeros. Estaba propulsado por un motor Sulzer 8RND76 –fabricado, bajo licencia, en los talleres del astillero constructor–, con una potencia de 16.000 caballos sobre un eje y una hélice de paso variable, que le permitía mantener una velocidad de 20 nudos. Código IMO 7019804.

El nuevo buque lució el nombre y la bandera nacional de Venezuela en la línea Venezuela-Colombia-Inglaterra-Mar del Norte y así transcurrieron veinte años. En 1991, cuando el declive de la CAVN era irremediable, el buque fue vendido a la compañía Leander Navigation de Bahamas y renombrado “South Trader”. Unos meses después, en enero de 1992, fue desguazado en Alang (India).

Visto por la aleta de estribor, a su llegada al puerto de Hamburgo
Era un barco bonito, elegante y bien proporcionado

Fotos: Paul T y Wolfgang Fricke (shipspotting.com)

Anterior

“Federico García Lorca”, veinte años de un hito de Balearia

Siguiente

FRS Iberia caldea el ambiente en la línea Ibiza-Formentera

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *