El mundo de la aviación

Finnair tiene “tolerancia cero” con el alcohol y las drogas

Finnair ha detectado algunos casos de consumo de alcohol y sustancias entre sus tripulaciones. El más reciente afecta a un comandante, que ha sido separado del servicio, después de que diera positivo en un control de alcoholemia de la policía aeroportuaria finlandesa, que es implacable en estos temas. La Comisión de Seguridad y Salud Ocupacional de Finnair ha discutido el aumento de los problemas detectados en los cinco primeros meses de este año, informa la edición digital del periódico Helsingin Sanomat, el de mayor tirada en el país nórdico.

Con anterioridad, el Comité de Seguridad en Vuelo de Finnair, en su informe de enero pasado, dijo que los servicios de salud habían contabilizado diez casos, aunque no de alcoholismo, sino de consumo de sustancias, en mayor o menor importancia, por lo que la compañía se ha propuesto abordar el problema directamente con los afectados y evitar el despido, ya que la mayoría tienen opciones de tratamiento.

La política de Finnair sobre el consumo de alcohol por su personal se describe en el programa relacionado con el consumo de drogas, presentado a comienzos de 2017. El programa describe la transparencia y la necesidad de que el afectado busque tratamiento o, si es necesario, el supervisor estará obligado a informarlo y ponerlo en marcha. También se enfatiza el rol de la atención de salud ocupacional en la provisión de asistencia, pieza fundamental en el protocolo del Comité de Seguridad y Salud Ocupacional.

Finnair recuerda a sus empleados que la aerolínea tiene “tolerancia cero” con el alcohol y las sustancias estupefacientes. El personal de vuelo sabe que no debe consumir alcohol doce horas antes del vuelo programado. “Tomamos la seguridad extrema en serio, y hemos tomado medidas bajo nuestras directrices inmediatamente después del abuso de sustancias”, dijo Jaakko Schildt, director operativo de Finnair. en la información del periódico Helsingin Sanomat.

“Este es un incidente extremadamente raro, excepcional y triste. No recuerdo que esto hubiera sucedido en el pasado. Ello, sin embargo, muestra que nuestro proceso de seguridad funciona”, dice Päivyt Tallqvist, directora de Comunicación de Finnair, en alusión al comandante que tuvo que bajarse del avión, después de que la policía aeroportuaria le hiciera una prueba de alcoholemia. La aerolínea nacional finlandesa tiene algo más de un millar de pilotos.

Foto: Óscar Martínez

Anterior

Cuarenta y dos años de mar del capitán Antonio M. Luis Luis

Siguiente

Aparece otro trozo del dique flotante de Palumbo Tenerife