Acontecer marítimoDestacado

Fallece Antonio Biosca, fundador de Naviera Petrogás

Antonio Biosca Carbonell, fundador de Naviera Petrogás, ha fallecido esta madrugada en Madrid, ciudad de su residencia, a la edad de 89 años. Doctor ingeniero industrial y empresario de hondo arraigo en Canarias, en 1967 fundó la naviera que se convirtió desde entonces en el brazo naval de DISA, dedicada principalmente a la distribución de combustible en Canarias, aunque en los últimos años ha ampliado su cobertura en la Península, donde ya había estado anteriormente, así como en Marruecos y otros puertos africanos. 

La andadura de Naviera Petrogás comenzó con dos buques desiguales: el pequeño “Guanarteme” (1967-1975), con la calificación de micro-tanque y el primer “Hespérides” (1967-1975), fletado al servicio de CEPSA. Seguiría el butanero “Ramón Biosca” (1969-1985), bautizado así en honor de su padre, entonces recientemente fallecido y renombrado “Guanarteme” (1985-2002).

Luego vino el primer “Mencey” (1972-2001), el primer “Faycán” (1973-1987), el segundo “Hespérides” (1975-1996), el primer “Nivaria” (1985-2004), “Junonia” (1986-1997), el primer “Herbania” (1986-1998), el segundo “Hespérides” (1997-2017), el segundo “Faycán” (2000-2018) y los actuales “Mencey” (2º), “Guanarteme” (3º) y “Nivaria” (2º), incorporados en 2004 cuando la sociedad había evolucionado a Distribuidora Marítima Petrogás. Tras ellos vinieron los buques petroleros “Tinerfe” y “Herbania” (3º) y el más reciente “Dácil”.

Antonio Biosca Carbonell era un hombre hábil, discreto, prudente, rehuía cualquier protagonismo y dedicó su vida al trabajo y a su familia. Formó parte de un excelente equipo de profesionales honestos y entregados, entre ellos José Rull Munté, Ramón Oñate Ibarra, Rodolfo Rull Buixadera, su hermano Juan Ramón, fallecido prematuramente; José Sabaté Forns y Raimundo Baroja Rieu, garantes del éxito de Naviera Petrogás y DISA durante más de cuatro décadas. 

Contrajo matrimonio con María de las Mercedes Sáenz Díez de la Gándara y participó de diferente manera en una veintena de empresas y la Fundación Damm. Hubiera cumplido 90 años en septiembre próximo. El maldito coronavirus, sin embargo, ha impedido que ello fuera posible. Descanse en paz. 

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior artículo

Sale a concurso público la línea El Hierro-Los Cristianos

Siguiente artículo

Orden de repatriación de los científicos del BIO “Hespérides”