Acontecer marítimoDestacado

Fairplay pierde la licencia en el puerto de Las Palmas

Finalizado el plazo dado por la Autoridad Portuaria de Las Palmas de Gran Canaria para que Odiel Towage se adaptase a las condiciones del pliego de condiciones en el servicio de remolque aprobado el pasado 8 de mayo, la filial de Fairplay no ha llegado a tiempo, por lo que pierde la licencia y mañana cesará en sus operaciones en el puerto de la capital grancanaria, informa la edición digital de Canarias7.

Los cuatro remolcadores tienen orden de zarpar en breve hacia Alemania. Según Fairplay, durante su permanencia en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria ha conseguido hacerse con un 40% de la cuota de mercado. Pese al revés para sus intereses, el representante de Odiel afirma que el esfuerzo de su permanencia en Canarias supone un alto coste y que la empresa pretende seguir presente en el archipiélago.

Tanto a Boluda como a Fairplay se le exigía nueve remolcadores abanderados en España, incluyendo los puertos de Arrecife de Lanzarote y Puerto del Rosario (Fuerteventura). Boluda ha cumplido con lo establecido en el pliego de condiciones y Fairplay se queja de que el plazo concedido ha sido insuficiente para abanderar a los remolcadores exigidos y dotarlos de sus tripulaciones correspondientes.

Su representante en Canarias, Patric Rusenchnpoler, afirma que no renuncia a seguir trabajando en los puertos canarios y en su intento para mantener la licencia, hace unos días envió una solicitud a la Autoridad Portuaria pidiendo una ampliación del plazo, que ha sido denegada. Rusenchpoler acusa al presidente Luis Ibarra de que “no haya atendido al interés general” según lo publicado por Canarias7, en su intento por favorecer la libre competencia “y acabar con el monopolio de Boluda”.

Foto: Nicolás Arocha

Anterior

“The World”, de invernada en Tenerife hasta enero de 2021

Siguiente

Golpe del ferry “Bahama Mama” en el puerto de Málaga