El mundo de la aviación

En memoria de Cecilio Yusta Viñas, comandante de Iberia

Desde Madrid nos llega la noticia triste del fallecimiento de Cecilio Yusta Viñas –ocurrida el pasado 9 de abril víctima de coronavirus–, a quien conocimos y tratamos largo tiempo en nuestra etapa en el Grupo Iberia cuando preparábamos los actos de la celebración del 75º aniversario de la que fue la gran compañía de bandera española. Cecilio Yusta sentía una especial inclinación por la historia aeronáutica y nos aportaba, y consultaba al mismo tiempo, datos acerca de la evolución de la empresa en cada una de sus etapas.

De su traza vital, recordamos que Cecilio Yusta (Guadalajara, 1937 – Madrid, 2020) tuvo su primer contacto con la aviación cuando cumplió el servicio militar en el Ejército del Aire, en las bases aéreas de Matacán (Salamanca) y Torrejón de Ardoz (Madrid). Ingresó por oposición como controlador de tráfico aéreoy después se hizo piloto y estuvo volando por espacio de 34 años en Aviaco y en Iberia, una parte como comandante de la flota. En su haber figuran los aviones Convair CV-440 Metropolitan, Fokker F-27 y F-28, Douglas DC-3, DC-9 y DC-10, Boeing B-727 y Airbus A-300.

En Canarias estuvo tres años destinado en la flota Fokker F-27, lo que le permitió frecuentar los aeródromos del África occidental y los aeropuertos del archipiélago canario y operó en Tenerife-Norte prácticamente a diario, en el que experimentó los fenómenos meteorológicos habituales que afectan a este aeropuerto.

Tuvo una época en la que ejerció como instructor de teórica e inspector de las operaciones por delegación de la Autoridad Aeronáutica. Diplomado en meteorología aeronáutica e investigación de accidentes aéreos, en los últimos años trabajó como tutor e instructor en línea con pilotos de nuevo ingreso y comandantes para la suelta. Alcanzada la edad de retiro en Iberia se hizo cargo de la dirección de enseñanzas de la Escuela Adventia en Salamanca, hasta su jubilación.

Miembro de número del Instituto de Historia y Cultura Aeronáuticas del Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire y socio de la Asociación Española de Historia Militar, estaba en posesión de la Cruz al Mérito Aeronáutico. Aportó numerosos artículos a la revista «Aeroplano» y tiene publicados los siguientes libros: “José Ramón Calparsoro (Un piloto español en la Legión Cóndor)”, “De azafata a TCP”, “La Aviación Militar española en su centenario”, “El infante Alfonso de Orleáns y de Borbón (pionero de la aviación)”, “Cien años del vuelo París-Madrid” y, como coautor en “Los hermanos Wright”. “100 años mirando al cielo”, “Las mujeres en la aeronáutica” y “25 militares de la República”.

Siempre guardaremos un grato recuerdo de Cecilio Yusta Viñas, hombre correcto, amable y cercano en el trato, conversador excelente, historiador preciso amigo de compartir su sabiduría y experiencia y un profesional considerado y reconocido. Trabajador infatigable, en los últimos tiempos de su feliz jubilación investigaba con concienzuda dedicación en una historia de las líneas aéreas en España y en las biografías de los jefes de la Aviación militar española en sus primeros cien años (1911-2011) y dedicó parte de sus mejores afanes de la Fundación Infante de Orleáns (FIO), de la que era entusiasta colaborador. Descanse en paz. 

Foto: cedida

Anterior artículo

Errores tácticos facilitaron el naufragio del ARBV “Naiguatá”

Siguiente artículo

El tráfico interinsular de pasajeros se reduce en un 92%