El mundo de la aviación

En Baleares piden “prudencia” ante la venta de Air Europa

El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Antoni Mercant, ha pedido “prudencia” ante el anuncio de la compra de Air Europa por parte de IAG y su futuro control por Iberia. Mercant ha declinado valorar la situación sin conocer los detalles concretos de la operación, y de cómo afectará a la conectividad aérea de Baleares, donde Air Europa tiene un porcentaje importante. El presidente cameral entiende que falta camino por recorrer, pues primero habrá que escuchar a las autoridades de Competencia, según ha declarado a la agencia EuropaPress.

La noticia de la venta de Air Europa a su gran competidora Iberia, a través del holding IAG, no ha sido muy bien recibida en Baleares. Uno de los periódicos de mayor influencia en el archipiélago balear, mallorcadiario.com, dedica un editorial en su edición de hoy en el que plantea que “la operación plantea numerosos interrogantes sobre el futuro del servicio que actualmente cubre Air Europa en las Islas”.

“La noticia provoca dudas sobre el futuro de la plantilla a medio plazo, sobre la conectividad de Baleares, sobre la reducción de la recaudación por impuestos si se produce una deslocalización de la central, sobre el traslado de operaciones desde Palma a Barajas o sobre los precios de los billetes en un futuro escenario de nula competencia. Muchas de estas incertidumbres han querido ser despejadas por la empresa y por los responsables políticos, quienes descartan de entrada males mayores. Desde un punto de vista general, la concentración puede ofrecer ventajas, pero para Baleares -donde la sensibilidad ante los asuntos que afectan a la conectividad aérea es tan elevada- no se vislumbra ningún avance fruto de esta venta”.

Aunque su consejero delegado, Willie Walsh, considera que es “una buena noticia para España” y destaca el encaje estratégico de Air Europa en IAG y esperando que genere beneficios desde el primer momento, “la venta se plantea como una operación que beneficiará a los viajeros en términos de flexibilidad de horarios y con ventajas a la hora de acumular puntos; cuestiones secundarias para los viajeros de Baleares, más interesados en mantener una óptima conectividad a precios asequibles”.

“Es necesario que esta evaluación de las autoridades de la competencia sea lo más rigurosa posible, atendiendo no sólo a los criterios empresariales de las compañías implicadas, sino, muy especialmente a las condiciones en las que quedan todas las rutas operadas por la nueva entidad, incluidas las que afectan a los viajeros de Baleares, cuyos vuelos domésticos y nacionales quedarán casi en manos de un monopolio”, concluye.

Foto: cedida

Anterior artículo

El bulkcarrier “Castillo de Atienza” (1989-1993)

Siguiente artículo

En merecido reconocimiento a Adolfo Serrano