Acontecer marítimoDestacado

En Algeciras, a la espera de que amaine el temporal

La presencia del catamarán “Westpac Express” en el puerto de Algeciras, donde ha entrado a tomar combustible y después ha pasado al muelle del astillero de Cernaval, se debe a la espera de que amaine el temporal en aguas del Atlántico para continuar su viaje hacia Liverpool. No se trata, por tanto, de un nuevo fichaje para las líneas del Estrecho, sino de una estancia en un puerto que ofrece refugio seguro.  

El citado buque, construido por el astillero Austal y en servicio desde 2011, estuvo fletado al Military Sealift Command (MSC) y desde abril de 2016 es propiedad de Irish Continental Group. Mantiene bandera de EE.UU. y su presencia no pasa inadvertida dado su tamaño: 2.111 toneladas brutas en un casco de 101 m de eslora y 26,64 m de manga.

Foto: Juan Gabriel Mata

Anterior artículo

“Betanzos”, matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife

Siguiente artículo

Tenerife Sur supera, por primera vez, once millones de pasajeros