Erupción volcán de 2021

El volcán escupe cenizas y vomita lavas muy fluidas

31 de octubre de 2021

Se cumplen seis semanas de erupción. En las últimas 24 horas se ha registrado una disminución en el número y magnitud de los sismos y se ha observado un aumento de la tasa de emisión de lava desde el foco emisor situado en el flanco noroeste del cono principal de la erupción volcánica, según informa el PEVOLCA. Este flujo discurre por encima de la colada primigenia y también por la colada que recorre la zona 3, rebosando esta mañana algunos de los tubos y canales volcánicos preexistentes.

Se informa de que se ha registrado un descenso en el número y magnitud de los terremotos en las últimas 24 horas, parámetro que no va acompañado de un descenso de la emisión de lava. Este aporte, muy fluido, ha continuado alimentando las coladas que recorren las zonas 3 y 9 y en menor medida, la colada primigenia.

Según el IGN, en la sismicidad que se ha observado una disminución del número y la magnitud en las últimas 24 horas y además no se ha registrado actividad sísmica sentida, concluyendo que la magnitud máxima ha sido de 3.5 mbLg. La deformación del terreno sigue mostrando  un patrón estable.

En las últimas 48 h, el fenómeno eruptivo más destacable ha sido la emisión de un considerable volumen de cenizas cubriendo todo el sector O-NO de la isla, acompañado de explosiones audibles de gran intensidad. Este episodio pudo ser causado por una intensa desgasificación. También se produjeron varios rayos volcánicos y ondas de choque asociadas a las explosiones más energéticas (ondas generadas por explosiones que emiten un flujo de gas a velocidad que superan la barrera del sonido).

En las últimas horas se ha observado un aumento en la tasa de emisión de lava desde el foco emisor de lava del flanco NO del cono principal. La colada sigue con las mismas direcciones del último informe, rebosando en esta mañana algunos de los tubos y canales volcánicos preexistentes. Las coladas lávicas cuyos frentes se han denominado 1, 3 (que ha alcanzado el de la 9), no han tenido prácticamente avance en las últimas 24 horas.

Actualmente siguen activos varios centros de emisión con actividad intermitente (tanto de piroclastos, como de lava), variando según se modifica la configuración de la zona eruptiva. No se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, así como otros observables superficiales (emisiones visibles de gas) dentro de la zona de exclusión.

La zona de la colada 3, que ayer se abrió uniéndose a la zona de colada 9, ha discurrido hacia el sur ocupando una superficie llana y en principio no se está dirigiendo hacia el mar.

La cantidad de magma que sale del centro emisor es abundante y fluido. Este aporte lávico discurre por canales hollados y zonas de coladas preexistentes por lo que crece en altura y espesor. En el caso de la colada 1, hay tramos que alcanzan una altura superior a los 30 metros.  El resto de las zonas de coladas se siguen monitorizando pero no han registrado movimientos en las últimas horas.

En las últimas 48 horas el fenómeno eruptivo más destacable ha sido la emisión de un considerable volumen de cenizas que ha cubierto todo el sector oeste y noroeste de la isla acompañado, a veces, de explosiones audibles de gran intensidad. Este episodio puede estar causado por un proceso intenso de desgasificación.

Blanco señaló que se produjeron varios rayos volcánicos y ondas de choque asociadas a las explosiones más energéticas y en las últimas horas se ha observado un aumento en la tasa de emisión de lava desde el foco emisor del flanco noroeste del cono principal.

La altura medida hoy a las 09,30 h de la columna eruptiva y nube de dispersión es de 4.500 metros.

En cuanto a la operatividad del aeropuerto de La Palma, este podría verse afectado en las próximas horas por la disposición de cenizas prevista  hacia el noroeste y norte.

La superficie afectada hasta el momento por la erupción volcánica se estima alrededor de 963 hectáreas y la anchura entre coladas se mantiene en unos 3.000 metros, aunque con zonas que no se han visto dañadas por la lava.

Según los últimos datos aportados por el satélite Copernicus UE, en cuanto al número de construcciones/edificaciones destruidas o dañadas, se calcula que el proceso eruptivo ha afectado aproximadamente a un total de 2.708 edificaciones, de las cuales 2.562 pueden estar destruidas en su totalidad y 146 dañadas o en riesgo. Estos datos se filtrarán con el catastro en los próximos días.

Respecto a los cultivos, el total de hectáreas afectadas se calcula que alcanza las 279,88, 13,27 más que en la última actualización. De este total, 156,7 corresponden a plantaciones de plataneras, 58,76 a viñas y 23,82 a aguacates.

El número de personas albergadas en centros hoteleros es 463, nueve más que en el día anterior. De estas, 393 se hospedan en el hotel de Fuencaliente y 70 en Los Llanos de Aridane. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares, una menos que ayer, y no hay nadie en El Fuerte.

Día 42 de la erupción, en la cámara del fotógrafo Facundo Cabrera

Fotos: I Love La Palma y Facundo Cabrera para puentedemando.com

Anterior

Balearia homenajea a la científica Margarita Salas

Siguiente

Cuando la ciudad de Santa Cruz de Tenerife tenía playas (1885)

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *