El mundo de la aviación

El veto de la FAA al Boeing B-737 Max se aplaza sine die

La Federal Aviation Administration (FAA) no ha dado el visto bueno a los cambios introducidos por el fabricante aeronáutico en los aviones Boeing B-737 Max y exige más análisis de seguridad y un calendario para el entrenamiento de los pilotos. La decisión se produce tras la reunión en Texas, EE.UU., de los representantes de 57 entidades reguladoras de 33 países, incluida China, de modo que los aviones B-737 Max afectados seguirán parados hasta que se levante la prohibición.

Aunque las autoridades de Europa y Canadá tienen la libertad de adoptar otras medidas respecto de estos aviones, todo parece indicar que se mantendrá la prohibición impuesta por la FAA, que no quiere poner fecha posible al levantamiento de la prohibición.

Foto: LLBG Spotter

Anterior artículo

El puerto de Pasaia combina almacenes, ocio y deporte

Siguiente artículo

A propósito de un centenario. El vapor “Candina” (1928-1966)