El mundo de la aviación

El traslado marítimo del último Douglas DC-7 de Spantax

El avión que nos ocupa, Douglas DC-7 “Seven Seas”, llegó a España de cuarta mano, en tiempos de la inolvidable Spantax, la compañía aérea fundada en 1959 por el legendario Rodolfo Bay, a quien tuvimos el honor de conocer y conversar detenidamente en su domicilio de Palma de Mallorca. Adquirido en agosto de 1965 y matriculado EC-BBT, “voló sin descanso por toda Europa, África y Oriente Medio”, hasta que tomó su relevo la flota Convair CV990A “Coronado”, según recuerda Francisco Andreu Plaza, entonces copiloto de la histórica aerolínea.

En servicio hasta diciembre de 1976, causó baja en marzo de 1978 y Rudy Bay lo donó en marzo de 1979 al Real Aero Club de Gran Canaria. El traslado hasta El Berriel se hizo por vía marítima el día 28 del citado mes salió desde la Base Aérea de Gando, por medio de unos flotadores bajo el fuselaje y las alas.

Para ello se desmontaron los cuatro motores, consiguiendo aligerar pesos y después serían montados de nuevo cuando el avión quedó estacionado en su actual emplazamiento. Hubo un tiempo en el que fue reclamo publicitario de la marca de cigarrillos Rothmans y también lo estuvo pintado con la marca alemana Blaukpunkt. Y en la actualidad está pintado con la imagen corporativa de Binter.

Foto: vía Enrique Vera Bencomo / Observando la aviación II

Anterior artículo

“Eco Valencia”, el buque rolón ecológico mayor del mundo

Siguiente artículo

Cartagena proyecta una base para un millón de TEUS