Armada Española y Marina MilitarDestacado

El submarino ARA “San Juan” está “deformado, colapsado e implosionado”

A medida que pasan las horas se van conociendo más detalles del hallazgo del submarino argentino ARA “San Juan”, que se encuentra a 907 m de profundidad sobre el lecho marino, con el casco resistente “totalmente deformado, colapsado e implosionado, sin aberturas de consideración”, aunque la hélice y parte del eje de cola y la vela están desprendidos  y con los restos dispersos en un radio de 70 m, según informa el mando de la Base Naval de Mar del Plata.

El hallazgo, que ha estado a cargo de los ROV del buque off shore “Seabed Constructor”, propiedad de la compañía Ocean Infinity, con sede en Houston, se ha producido un año y dos días después de su desaparición. Argentina, que ha decretado tres días de luto nacional, no tiene medios para sacar el buque a la superficie y la mayoría de los familiares de los 44 tripulantes exigen que sea reflotado para dar sepultura a sus deudos.

Aunque el área donde se encuentra el submarino había sido rastreada por la Armada argentina, no pudieron encontrarlo entonces por falta de tecnología, señala el vicealmirante José Luis Villán. El ministro de Defensa, Óscar Aguad, afirma que “no tenemos medios para rescatarlo, no teníamos ni siquiera los recursos para bajar a las profundidades”, informa el periódico nacional Clarín.

El capitán de navío Enrique Balbi, que fue el portavoz de la Armada hace un año cuando la desaparición y ahora desempeña el cargo de agregado naval de Argentina en EE.UU., ha regresado a Mar del Plata para sumarse al equipo ministerial y militar que sigue el curso de los acontecimientos. En declaraciones a los medios informativos argentinos, Balbi afirma que “el casco no está partido, sí abollado hacia su interior, por la presión externa. Cuando hablamos de implosión y colapso, es porque la presión del agua supera la resistencia del material del submarino”.  

Foto: Ocean Infinity Inc.

Anterior artículo

El petrolero “Ronda”, de Mureoil, renombrado “Blue Vega”

Siguiente artículo

Ley seca y alcoholímetros para los pilotos de Japan Airlines