De la mar y los barcosDestacado

El remolcador “Bandama” yace en el fondo del mar en Uruguay

Para sustituir al legendario “Tamarán”, uno de los más destacados remolcadores de la historia del remolque en España y, en concreto, en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, la Compañía Canaria de Remolques contrató con el astillero Enrique Lorenzo y Cía., en Vigo, la construcción del que sería el más grande y último remolcador de esta empresa con sede en la capital grancanaria.

El 19 de septiembre de 1982 se procedió a la botadura de la construcción número 404, que resbaló por la draga con el nombre de “Bandama”. Bajo el mando del capitán Juan Garrido López, en enero de 1983 entró en servicio y por espacio de 17 años enarboló bandera española, prestando servicio tanto como remolcador de puerto y de altura, siendo larga la relación de incidentes y accidentes marítimos en los que participó.

En 2000, cuando la citada Compañía Canaria de Remolques había sido adquirida por el grupo Boluda, se transfirió a la Compañía Marítima del Pacífico S.A. de C.V., siendo abanderado en México e inscrito en la matrícula naval de Tampico sin cambiar de nombre. Dedicado también a servicios internacionales, el 14 de julio de 2009 naufragó cuando iba remolcado por el remolcador “Oxmal”, de su misma bandera y se encontraba a unas diez millas de Maldonado (Uruguay). 

De 350 toneladas brutas, 129 toneladas netas y 325 toneladas de peso muerto, medía 37,50 m de eslora, 10,55 m de manga, 5 m de puntal y 4,22 m de calado máximo. Estaba propulsado por dos motores Alpha 12V23LU, con una potencia de 3.720 caballos sobre dos hélices, que le permitía una potencia de tiro de 58 toneladas y una velocidad de 12 nudos. Código IMO 8102787.

Foto: José Luis Torregrosa

Anterior artículo

Ryanair potencia este invierno el turismo playero en Marruecos

Siguiente artículo

Alcanzado un acuerdo para liberar el buque “Ever Given”