Acontecer marítimoDestacado

El reflotamiento del “Bentago Express” provoca alivio y alegría

Desde la pasada madrugada hemos recibido un número elevado de mensajes y correos electrónicos reconociendo la dedicación y felicitando el trabajo del equipo que ha participado en el reflotamiento del catamarán “Bentago Express”, en los cinco días que ha durado la embarrancada del buque en el bajo Las Merinas, a la entrada del puerto de Agaete.

Hemos recibido también correos de profesionales del sector apoyando y animando la labor de sus compañeros y la tripulación del buque, que está pasando por el peor trance de su vida. Otros correos cuestionan los hechos y entran en consideraciones profesionales, aunque también transmiten ánimo a sus compañeros a bordo. 

Entre los correos recibidos destacamos el siguiente, que nos llega desde Cartagena y firma José Julián Pérez Mathéu, oficial de la Armada:

“He estado siguiendo con mucha atención todo lo publicado sobre el reflotamiento del catamarán Bentago Express. Me alegro muchísimo que al final se haya alcanzado el objetivo, otra cosa será si merece la pena efectuar esas reparaciones. En el caso de que esté en tu mano, te ruego felicites a todos las personas que con su esfuerzo y sacrificio han conseguido salvarlo de su hundimiento”.

Asimismo, hemos conversado con uno de los tripulantes que participó en el operativo y que nos pide anonimato:

“Anoche, sobre las dos menos cuarto, se consiguió liberar el barco. Se echó mano de compresores para meter aire en los tanques y vimos que se empezó a liberar. Con la ayuda de los globos de que disponíamos se empezó a mover un poco. Desde Las Palmas nos enviaron a un remolcador más pequeño, que se llama Obélix, pero con potencia suficiente más el otro remolcador, el Balear y entre los dos se consiguió llevarlo poco a poco hacia el muelle. También tiramos cabos desde las maquinillas hasta los norayes para ir cobrando y acercándolo. Estuvimos cambiando de norayes hasta llevarlo cada vez más al sitio. Fueron unos momentos muy tensos, aunque al final se consiguió y nos dio una emoción tremenda después de todo lo que hemos pasado. Ahora estamos trabajando en reforzar todo lo que se ha hecho, estamos viendo cómo garantizar la plena flotabilidad y la estabilidad, así como el momento más idóneo parea poder bajar la carga y los coches y después, cuando se decida, llevarlo a Las Palmas”.

Foto: vía ferrybalear.es

Anterior

El remolcador “VB Risban”, con base en Santa Cruz de La Palma

Siguiente

El clásico “Marco Polo”, varado para desguace en India