Acontecer marítimoDestacado

El puerto de Melilla pierde 430.768 pasajeros en ocho meses

El total del tráfico marítimo de pasajeros acumulado en el puerto de Melilla a 31 de agosto de 2020  ha caído un 70,82% respecto mismo periodo del año anterior, es decir, 430.768 pasajeros menos, informa la Autoridad Portuaria de Melilla, lo que evidencia una clara tendencia “muy negativa” tanto para el ente portuario y como para la Ciudad, pues “este retroceso sitúa al puerto en niveles no conocidos en varias décadas”, con clara repercusión en la economía general de Melilla.

En la misma línea, la cuenta de explotación –cuenta de pérdidas y ganancias– arroja datos «del todo alarmantes», siendo las perdidas acumuladas en los ochos primeros meses del año de 2.582.321,28 euros, cuando en el mismo periodo del pasado año, tan solo alcanzaban los 34.533,43 euros, cuando ya se había soportado el cierre de la aduana comercial con Marruecos.

El puerto de Melilla “actualmente es el que más perdidas acumula de todo el Sistema Portuario, y el único que en el año anterior (antes del covid-19) cerró su cuenta de explotación con déficit”, informa la Autoridad Portuaria.

Del mismo modo, el puerto de Melilla lidera el descenso en el tráfico de mercancías en los primeros ocho meses del año, con un 28,76 % de caída en el tráfico total de toneladas. En estos meses tan solo hubo un tráfico de 410.146 toneladas, ocupando el último puesto del sistema portuario, la tercera parte que Ceuta, y muy lejos del penúltimo que es el puerto de Villagarcía de Arosa.

Ante las cifras obtenidas, por el colapso de la actividad portuaria sin precedentes, desde la Autoridad Portuaria se tiene la confianza de que la situación actual pueda verse solventada por el conjunto del Sistema Portuario.

Como reflejo de la situación por la que está pasando el puerto de Melilla, el próximo 30 de septiembre “tendremos casi con toda seguridad” la última escala de un buque portacontenedores a nuestro puerto, “poniendo así punto final al tráfico de contenedores transportados por este tipo de buques”.

Por ello, “hay que seguir incidiendo en la búsqueda de nuevos mercados, donde los operadores logísticos de la ciudad y la comunidad portuaria en general trabajen en un mismo contexto para ampliar mercados y la captación de nuevas líneas marítimas. En este sentido se hace imprescindible la adopción de medidas de carácter urgente, con objeto de cambiar el actual modelo económico/comercial de la ciudad”.

Foto: Puerto de Melilla

Anterior artículo

Primera imagen del buque “Celestyal Experience”

Siguiente artículo

Seajets canibaliza piezas del catamarán HSV-2 “Swift”