De la mar y los barcosDestacado

El primer petrolero de 100.000 toneladas de peso muerto

En los años en que Japón lideraba la construcción naval internacional, el petrolero “Universe Apollo” se convirtió en febrero de 1959 en el mayor del mundo y en el primero que superaba las 100.000 toneladas de peso muerto. Construido en el plazo de siete meses en el astillero National Bulkcarriers, Kure (Japón) por encargo de Universe Tankships –sociedad propiedad del armador Daniel K. Ludwig–, se estrenó fletado por Idemitsu Kosan Ltd. para cargar crudo procedente del Golfo Pérsico.

De 72.173 toneladas brutas y 104.530 toneladas de peso muerto, medía 289,52 m de eslora total y 41,30 m de manga. En pruebas de mar alcanzó una velocidad de 17,5 nudos –dos nudos menos a plena carga–, propulsado por dos turbinas de vapor con una potencia de 27.500 caballos sobre un eje. Para las operaciones de carga y/o descarga disponía de cuatro bombas a vapor que podía cargar en 80 horas y descargar en 30 horas. Código IMO 5373531.

De su estampa marinera, pese a su tamaño, llamaba la atención la disposición de puente al centro. En 1962, cuando cambiaron las normas para el francobordo en petroleros, el peso muerto subió a 126.850 toneladas. En 1977 el petrolero quedó amarrado en El Pireo y en septiembre de 1979 se vendió para desguace en Kaohsiung, Taiwán.

Foto: Peter Foxley vía Chris Howell (shipspotting.com)

Anterior artículo

“Un avión diseñado por payasos y supervisado por monos”

Siguiente artículo

El buque-escuela “Sagres”, en viaje de vuelta al mundo