Venezuela en la memoria

El petrolero “Esso La Guaira” (1954-1980)

A la historia de la flota petrolera de Venezuela de la década de los años cincuenta pertenece el buque “Esso La Guaira” (YVCB), inscrito en la matrícula naval de Maracaibo, con el que la Compañía de Petróleo Lago (Petrolago, filial de Lago Petroleum Corporation, vinculada a Standard Oil) rendía homenaje a la ciudad de La Guaira, en la que se encuentra el principal puerto comercial del país.

Construcción número 764 del astillero C. van der Giessen & Zonen’s Scheepswerven N.V., situado en Krimpen a.d. Ijssel (Holanda), el 16 de enero de 1954 resbaló por la grada bautizado con el citado nombre y el 15 de mayo del citado año se entregó a su compañía armadora, incorporándose a continuación al tráfico petrolero desde el lago de Maracaibo y otros puntos de carga, dedicado a la exportación de crudo venezolano.

El buque seguía el sistema de construcción Isherwood y tenía el casco parcialmente soldado y remachado y, como era habitual entonces, el puente al centro y la máquina a popa. Era un barco bonito, bien proporcionado, rematado en el pozo de proa por un postelero con dos puntales para atender a la bodega en la que cargaba bidones y otros pertrechos.

En 1976, a raíz de la nacionalización de la industria petrolera en tiempos del presidente Carlos Andrés Pérez y la creación de la compañía Lagoven, se renombró “Lagoven La Guaira” y en el primer trimestre de 1980 se vendió para desguace, siendo desmantelado en Brownsville (EE.UU.) a cargo de la sociedad Brownswille Steel & Salvage Co.

De 7.435 toneladas brutas, 3.648 toneladas netas y 10.905 toneladas de peso muerto, medía 129,54 m de eslora total –123,75 m de eslora entre perpendiculares–, 20,12 m de manga, 8.84 m de puntal y 6,96 m de calado máximo. Podía cargar 12.742 metros cúbicos en 16 tanques y estaba propulsado por dos máquinas de vapor compound RDM, de 2.000 ihp cada una a 108 revoluciones, que le permitían mantener una velocidad de 12 nudos. Código IMO 5107724.

Foto: C. van der Giessen

Anterior artículo

El trasatlántico británico “Almanzora” en La Palma (1936)

Siguiente artículo

El petrolero “Tinerfe”, una década al servicio de CLH