Acontecer marítimoDestacado

El metanero “Christophe de Margerie” cruza el Ártico en solitario

El buque metanero “Christophe de Margerie” –“SCF Yamal” sobre el proyecto–, abanderado en Chipre y propiedad del grupo ruso SCF, ha inscrito su nombre como el primero de su clase que ha recorrido la ruta del Ártico sin la asistencia de un rompehielos.  

Una distancia de 2.193 millas náuticas de la denominada NSR (Northern Sea Route) entre cabo Zhelaniya (Novaya Zemlya) y cabo Dezhnev (Chukotka) que navegó en seis días y medio. El viaje completo desde Noruega hasta Corea del Sur ha tenido una duración de 19 días y es un 30% más corta que si lo hubiera hecho a través del canal de Suez.

El citado buque estuvo el pasado 13 de enero en Santa Cruz de Tenerife, en escala técnica, procedente de Ciudad del Cabo en viaje a Zeebrugge. Estaba de estreno, pues aunque la entrega oficial estaba prevista para enero de 2017, se había adelantado a noviembre de 2016, después de que hubiera efectuado pruebas de mar en aguas del Ártico.

Se trata del primero de su clase, de una serie de 15 unidades, construido con las especificaciones de rompehielos. Razón por la cual tiene la proa y la popa reforzadas con chapa de 70 mm. de espesor y le permite navegar por aguas heladas de hasta 2,10 m de espesor y puede soportar temperaturas de 52 grados bajo cero. 

Construcción número 2.418 del astillero Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering (DSME), factoría de Okpo (Corea del Sur), es un buque de 128.806 toneladas brutas y 80.200 toneladas de peso muerto. Tiene una capacidad de carga de 172.000 metros cúbicos. Mide 299 m de eslora total, 50 m de manga, 26,50 m de puntal y 11,80 m de calado. La velocidad sostenida es de 19,5 nudos. Corresponde al proyecto Yamal LNG, el más ambicioso del sector en Rusia. Código IMO 9737187.

Foto: Ramón Acosta Merino

Anterior

Canaletto

Siguiente

Santa Elena de Uairén