El mundo de la aviación

El interés de Aviaco por el avión Fokker F-28 Fellowship (1974)

El éxito del avión turbohélice Fokker F-27 alentó la idea del fabricante holandés de un nuevo proyecto de transporte comercial de tipo medio, del que se dieron los primeros pasos en 1960. En abril de 1962 se presentó un avance del futuro Fokker F-28 Fellowship, que sería desarrollado a partir de 1964 con la participación financiera del Gobierno de Holanda y las compañías MBB de Alemania y Shorts de Reino Unido.

El primero de los tres prototipos construidos (PH-JHG) realizó su primer vuelo el 9 de mayo de 1967 y el 24 de febrero de 1968 se firmó la certificación oficial del nuevo avión, del que la serie inicial –1000 tenía una configuración que oscilaba entre 55 y 65 pasajeros, propulsado por dos motores Rolls Royce RB183-2 Mk 555-15, de 4.468 kg de empuje cada uno. En total se fabricaron 241 unidades hasta el cierre de la cadena de producción en 1987.

En junio de 1974, Fokker presentó el avión Fokker F-28 serie –1000, matrícula PH-ZBI, pintado con la librea de AVIACO, como respuesta al interés que había mostrado la aerolínea española, aunque finalmente no hubo acuerdo. Por entonces, estaba cercana la devolución de dos aviones Fokker F-28 que operaba Iberia (EC-BVA “Arga” y EC-BVB “Segre”), de los tres que tuvo –el tercero EC-BVC “Jarama” sufrió un accidente el 28 de diciembre de 1972 en el aeropuerto de Sondica– y volaban como cargueros y escuela práctica de pilotos.

Foto: vía José M. Pena 

Anterior

Parada técnica del “Benchijigua Express” en Tenerife

Siguiente

El gigante petrolero Frontline renuncia a la compra de Euronav

1 Comentario

  1. jaime
    12 enero, 2023 at 5:27 pm — Responder

    Y se supo la causa por la que no tuvo exito?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *