El mundo de la aviación

El hidroavión de Surcar despierta una gran expectación

Hacía tiempo que una novedad relacionada con la aviación no levantaba tanto interés en La Palma, ni siquiera cuando Binter ha traído aviones nuevos, y eso que se ha hecho una demostración a pequeña escala. El anunciado vuelo de prueba de un hidroavión de la compañía de reciente creación Surcar Airlines ha despertado una gran expectación y atractivo, pues se presenta como una alternativa singular para el transporte aéreo entre las islas.

Esta mañana, como ya ha informado puentedemando.com, el citado hidroavión –al mando de piloto danés Ulrik Nielsen, que lucía pantalones cortos– realizó un vuelo de prueba desde la Dársena de Anaga del puerto de Santa Cruz de Tenerife y después, con algo de retraso, voló a La Palma sobre los roques de Anaga, en un vuelo de 40 minutos a una velocidad media de 275 km/h y una altitud de 850 metros sobre el nivel del mar.

Escasa visibilidad a la llegada debido a la densa calima, pero buen tiempo en este mes de enero atípico lo que hizo que el hidroavión se posara suavemente en la bahía de Santa Cruz de La Palma. Los fotógrafos especializados (spotters) y otros entusiastas de los aviones se han encargado de inmortalizar el momento, como el lector puede apreciar en las fotos que acompañan.

Surcar Airlines pretende potenciar el uso del hidroavión en rutas cortas en un intento para mejorar la conectividad y la cohesión social entre las islas. Una fórmula que está bastante desarrollada en otros países, como Dinamarca, EE.UU. y Canadá, donde funciona con éxito desde hace treinta años. Habrá que ver cómo funciona en Canarias. 

Surcar Airlines es una empresa autorizada por la ZEC y participada por Nordic Seaplanes, de modo que la primera es la única compañía de su clase en España y la segunda es la primera que existe en Europa, con sede en Copenhague (Dinamarca). La previsión es mover 15.000 pasajeros anuales en un avión que está bastante experimentado, pero que tiene una capacidad para solo 15 pasajeros en cada vuelo. Como ventaja, los controles de seguridad marítima son más agiles y se gana tiempo en los desplazamientos y esperas en los aeropuertos. Falta por saber el precio del billete, aunque intuimos que será más caro que Binter y, por supuesto, más que el transporte marítimo y si tendrá descuento de residente canario.

En todo, sin embargo, hay algo que no nos cuadra. Y es que, hecha la presentación con el atractivo mediático que la ocasión requiere, dice Surcar Airlines que la previsión que maneja es comenzar sus operaciones en el próximo otoño. Consideramos que es demasiado tiempo, pues en ese caso estamos hablando que todavía falta más de medio año. Sabemos que Binter tiene un proyecto de hidroaviones y mira de reojo la llegada de Surcar Airlines –como haría con cualquiera otra aerolínea que pretenda establecerse en Canarias–, por lo que entendemos que el éxito de esta aventura puede estar comprometido.

Según se ha informado, el lanzamiento de Surcar viene acompañado de una nueva regulación para este tipo de actividad por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y de un informe técnico encargado al INTA –organismo perteneciente al Ministerio de Defensa–, en el que se analiza “el uso de hidroaviones de pasajeros en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Seguridad y No afección al tráfico portuario”.

Respecto del avión, matrícula OY-NSA, se trata de un bimotor De Havilland Canada DHC-6 300 Twin Otter, operado por Nordic Seaplanes. Número de serie 577, comenzó su vida operativa en enero de 1978 (EP-IOP) volando para National Iranian Oil Co. (NIOC) y desde 2016 vuela para su actual propietaria, que lo transformó en hidroavión. A pesar de sus 44 años se le ve muy cuidado y tiene capacidad para 15 pasajeros y dos pilotos. Hemos de recordar que la presencia del Twin Otter en Canarias no es nueva. Recordamos que Spantax operó este modelo con el vecino Sahara, además de Melilla.

En corta final, a punto de posarse en el agua
Primera toma de contacto con el agua de la bahía de Santa Cruz de La Palma
La maniobra ha salido perfecta y se dirige al pantalán
Las condiciones de amerizaje han sido óptimas
El hidroavión se dirige al pantalán de atraque
La lancha de prácticos de La Palma ayudó en la maniobra
Zarpe del ferry «Volcán de Taburiente»

Fotos: Luciano de la Rosa, José Ayut Santos, Alberto Pérez Fernández y Carlos Concepción

Anterior

El hidroavión de Surcar ameriza en Tenerife y La Palma

Siguiente

125 botellas de “Anís del Mono” para un viaje a la Antártida

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *