Acontecer marítimoDestacado

El golpe del “Pinar del Río” fue avisado por megafonía

Puesto que el aluminio naval es muy “escandoloso”, el golpe sufrido por el casco de babor del catamarán “Pinar del Río” a su llegada el pasado primero de mayo al puerto de Málaga, ha dejado esta imagen, que mantendrá al buque fuera de servicio hasta su reparación.

Uno de los pasajeros que iba a bordo dijo que el capitán informó por megafonía de lo que iba a suceder, por lo que en el momento del impacto les cogió prevenidos y todo transcurrió con normalidad. Al parecer, debido a un fallo de energía eléctrica hizo que el buque se quedara sin potencia hidráulica para dar atrás a las cucharas de los water-jets en el momento de la maniobra.

Balearia reaccionó posicionando el catamarán “Avemar Dos”, que ya ha vuelto a su línea habitual Algeciras-Ceuta, aunque el servicio ha quedado suspendido en principio hasta el próximo domingo, en que será posicionado el ferry “Nissos Chios”, que es el comodín de esta naviera con el que abre líneas y luego lo sitúa donde mejor le conviene.

Al tratarse de aluminio naval, un golpe siempre resulta "escandaloso"
Al tratarse de aluminio naval, un golpe siempre resulta «escandaloso»

Fotos: Pedro de la Fuente

Anterior artículo

“Baltic Forward”, ex “Kurpie”, proyecto B364 de la flota frigorífica polaca

Siguiente artículo

El gobierno italiano inyecta 600 millones de euros en Alitalia