De la mar y los barcosDestacado

El gasero “Butaonce”, un hito de Astilleros de Mallorca

A la historia de la construcción naval en Palma de Mallorca en el último tercio del siglo XX pertenece el buque “Butaonce”, al que vemos en la imagen de Manuel Aguilera Panadero atracado en el puerto de Alcudia con el nombre de “Busturia”, en su última etapa bajo bandera española, inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife y contraseña de Naviera Vizcaína.

Este buque tiene su origen en el Proyecto Deuterio, contratado por Fletamentos Marítimos (Marflet), cuando la naviera petrolera que presidía Javier Cremades de Adaro pretendió diversificar su actividad con buques dedicados al transporte de gases licuados del petróleo y cruceros de turismo. Para estos últimos no hubo financiación y, en consecuencia, no pasó del papel.

En el caso que nos ocupa, se trata del mayor buque construido en Astilleros de Mallorca –de cuya factoría era la construcción número 229– y el primero de una serie que se quedó en único, pues el proyecto de Marflet fracasó después de iniciada su construcción en julio de 1981. Botado el 4 de junio de 1982, permaneció bastante tiempo a flote e inacabado, hasta que finalmente pasó a formar parte de la flota de Butano con el nombre de “Butaonce” y entró en servicio en mayo de 1985, siendo el último buque de esta naviera que operó, precisamente, una flota de once buques.

Destinado al suministro de gas licuados del petróleo a las factorías de Butano y algunos fletes internacionales, en 1987 pasó a formar parte de Repsol Butano, en 1989 de Repsol Naviera Vizcaína y en 1992 de la sociedad filial RNV Productos, siendo renombrado “Busturia”. A finales de 1994 se vendió al Grupo MarPetrol, integrándose en la “nueva” Naviera Vizcaína, que entonces no era ni la sombra de lo que había sido unos años atrás. Finalmente, en 2004 se revendió a Blue Fleet Marine Co., siendo abanderado en Liberia y renombrado “Optimus”.

En 2012 se revendió a Nautilus Marine, sociedad de intereses griegos y se abanderó en Panamá renombrado “Gas Optimal”, en una etapa muy corta, pues en febrero de 2013 se vendió para desguace. El 11 de marzo del citado año arribó al puerto de Las Palmas de Gran Canaria tras la estela del remolcador “North”, en viaje de Paranagua (Brasil) a Aliaga (Turquía), donde permaneció 25 días a la espera de los certificados medioambientales correspondientes y el 19 de abril siguiente arribó a su destino final.

De 4.449 toneladas brutas y 7.736 toneladas de peso muerto, medía 113,50 m de eslora total –107,20 m de eslora entre perpendiculares–, 16,50 m de manga y 11,50 m de puntal, estaba propulsado por un motor diésel de 6.500 caballos de potencia sobre un eje. Código IMO 8030192.

Foto: Manuel Aguilera Panadero

Anterior

“Iñás”-“Iglesias Carrero”: los últimos bous de ASTANO

Siguiente

La clave de Baleares está en Ettore Morace

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *