De la mar y los barcosDestacado

El final del buque “Duro Seis” (1979-1982) como cementero

La fuerte caída en la demanda de cemento en los países africanos ribereños del Mediterráneo y en otros mercados internacionales en 2012 provocó el desguace de un buen número de barcos dedicados a este tráfico, entre ellos algunos de la compañía griega Naftotrade Shipping & Commercial S.A.. Es el caso del buque “Naftocement VI”, abanderado en Saint Vincent & Grenadines, que finalizó su vida marinera a manos del personal de la factoría Kursa Ltd., en Aliaga (Turquía), a donde arribó el 13 de mayo de 2011.

Revisando su historial vemos que este buque navegó sus primeros años enarbolando bandera española y ostentó los nombres de “Duro Seis” (1979-1982) y “Puerto de Águilas” (1982-1983), respectivamente. Construido por encargo de la división naviera de la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera en el astillero de su mismo nombre, de cuya factoría era la construcción número 147, en Gijón, entró en servicio en agosto de 1979, apenas dos meses después de su botadura.

Dedicado a la exportación de material siderúrgico y carbonero de Asturias y al tráfico tramp, el 20 de mayo de 1981 colisionó con el mercante griego “Alkmini” cuando navegaba en la posición 49º 37’ N y 03º 40’ W, en viaje de Ridham Dock a Barcelona con chatarra. Según explica Díaz Campa, el buque español entró de arribada forzosa en Cherbourg para realizar una reparación de fortuna y a continuación siguió a Barcelona, donde descargó el flete y regresó a Santander para proceder a su reparación definitiva.

En enero de 1982 fue renombrado “Puerto de Águilas”, operado por Naviera Sansole, de Cartagena (Murcia) y dedicado al tráfico de graneles. Devuelto a la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, el citado buque, que estaba intervenido por el Banco de Crédito Industrial, fue vendido en 1983 a la compañía holandesa Jomfruland Transport N.V., gerencia de Rialto Shipping N.V. y renombrado “Coral” (1983-1991) y “Coral Sea” (1991-1995). En esta última etapa figuraba como propiedad de Coral Sea Shipping y estuvo abanderado en Antigua & Barbuda.

En 1995 el buque fue revendido a la sociedad Pan Nautic S. A., con sede central en Lugano (Suiza) y abanderado en Panamá con el nuevo nombre de “Cemash”, siendo transformado en cementero autodescargante. En julio de 2003 fue renombrado “Cemsea” y un mes después “Naftocement VI”, cuando pasó a la propiedad de Naftotrade Shipping & Commercial. En su última etapa operó por cuenta de Euronavi Trading Srl.

De 2.441 toneladas brutas, 909 toneladas netas y 4.030 toneladas de peso muerto, medía 86,52 m de eslora total –79,30 m de eslora entre perpendiculares–, 14,36 m de manga, 8,36 m de puntal y 6,10 m de calado máximo. Estaba preparado para el transporte de cargas pesadas y disponía de una sola bodega con capacidad de carga de 5.234 metros cúbicos y una escotilla de unas dimensiones de 45 x 10 m. Propulsado por un motor Deutz modelo RSBV6M540 –fabricado, bajo licencia, en los talleres de Hijos de J. Barreras, en Vigo–, con una potencia de 3.000 caballos sobre un eje y una hélice de paso variable, que le daba una velocidad de 13,2 nudos. Código IMO 7719143.

Fotos: Luis Miguel Correia (lmcshipsandthesea.blogspot.com)

Anterior artículo

Un mal trago en Arabia Saudí a cuenta de “Interviú”

Siguiente artículo

La patronal reclama celeridad para Puertos de Tenerife