Acontecer marítimoDestacado

El ferry “Volcán de Taburiente” retorna a la línea de La Gomera

El buque “Volcán de Taburiente” volverá el próximo viernes, 25 de mayo, a la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma y con ello se desestima la idea inicial de que cubriera provisionalmente la línea Las Palmas-Morro Jable, antes de volver a su circuito habitual. Ayer salió a pruebas de mar y estuvo navegando al sur de Fuerteventura, alcanzado picos de 22,6 nudos según la traza del AIS, lo que pone de manifiesto la fiabilidad de los trabajos realizados y la calidad de la planta propulsora.

La reincorporación del buque “Volcán de Taburiente” se producirá antes de lo inicialmente previsto, lo cual permitirá a Naviera Armas reordenar su flota en el sector occidental de Canarias. El catamarán “Volcán de Tirajana” volverá a la línea Los Cristianos-El Hierro, el catamarán “Alborán” a la línea Los Cristianos-San Sebastián-Valle Gran Rey y el veterano “Volcán de Tauce” dejará la línea directa Los Cristianos-La Palma.

El buque “Volcán de Tijarafe” entrará en ASTICAN para su varada correspondiente y puesta a punto ante su inminente regreso, a partir del 1 de julio, a la línea semanal Tenerife-Las Palmas-Funchal-Portimao. Serán doce viajes fletado por la Compañía de Navegación Madeirense, que ha sido la ganadora del concurso oficial y que ha causado un extraordinario impacto en la opinión pública de Madeira, puesto que desde 2012 carece de conexión marítima de ferry con el continente.

Para mantener su capacidad y oferta mientras duran las varadas, lo cual habrá de garantizar la plena operatividad de la flota, Naviera Armas ha fletado los buques rolones “Al Andalus Express” y “Elisabeth Russ”, lo que se traduce en un esfuerzo financiero importante. El primero mantiene la línea Las Palmas-Morro Jable y el segundo actuará de comodín allí donde se necesite, en principio en la línea Las Palmas-Tenerife. 

Puesto que se trata de una situación provisional, en la que se están haciendo esfuerzos de todo tipo, resultan poco edificantes algunas salidas de tono de colectivos empresariales y determinados políticos, que emplean términos fuera de contexto y que aún conociendo el estado de la cuestión, encuentran en la condición de provisionalidad del transporte marítimo un argumento recurrente.

Foto: Jorge Rodríguez Suárez

Anterior artículo

El avión B-737 accidentado en Cuba estaba bajo sospecha

Siguiente artículo

El dictamen sobre la venta de Trasmediterránea es inminente