De la mar y los barcosDestacado

El ferry “Santa Cruz de Tenerife”, 25 años después

En enero pasado se han cumplido 25 años de la entrega del ferry “Santa Cruz de Tenerife” -segundo con este nombre en la historia de Trasmediterránea- y desde diciembre de 2012 se encuentra en Corea del Sur, tras su venta en tiempos de Acciona a la sociedad Seo Kyung Co. Ltd., con sede en Geoje. Primero fue abanderado en Tuvalu y en marzo de 2013 pasó a bandera surcoreana renombrado “Seo Kyung Island”, reestrenándose en la línea Busan-Jeju en el mar del Japón.

Sus nuevos propietarios invirtieron muy poco en el cambio de imagen, pues aprovecharon tal cual estaba la imagen de Acciona excepto pintarle el nombre SK Ferry en el costado. Después de una etapa de amarre y abandono en la terminal de Busan tras una orden judicial que le prohibió seguir en la línea citada, en 2016 fue adquirido por East Asia Carferry Ltd. y renombrado “Red Star”. Desde  mayo de 2017, abanderado en Indonesia, navega con nombre de “Seira”, pintado de verde, blanco y rojo en las chimeneas y la contraseña de la sociedad Bukit Merapin Nusantara Lines. 

Los buques “Las Palmas de Gran Canaria”, “Santa Cruz de Tenerife”, “Juan J. Sister” y los dos “jet-foil” construidos en Japón formaron parte del plan de renovación de flota de Compañía Trasmediterránea entre 1990 y 1993, en la etapa del presidente Luis Delso Heras. Algo escaso de velocidad, pero eso fue lo que Trasmediterránea contrató con el astillero valenciano, entre mayo y junio de 1997 fue reformado añadiéndole un autoservicio y un salón de butacas en la cubierta techo, ampliando la capacidad a 1.120 pasajeros, frente a los 378 pasajeros iniciales -de ellos, 78 en camarotes-, así como dos rampas de evacuación y dos varaderos para las nuevas balsas asociadas. A continuación se reincorporó a la línea Algeciras-Tánger hasta el 6 de septiembre, saliendo dos días después hacia Santa Cruz de Tenerife para reincorporarse al servicio interinsular, donde permaneció hasta el 31 de enero de 2005, fecha en la que salió con destino a Algeciras para incorporarse a los servicios del estrecho y Alborán. 

Construcción número 217 del astillero Unión Naval de Levante, el 30 de abril de 1992 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 20 de mayo de 1993 se procedió a su botadura. En octubre del citado año salió a pruebas de mar y su entrega se aplazó hasta enero de 1994, fecha en la que llegó por primera vez al puerto de Santa Cruz de Tenerife bajo el mando del capitán José Luis Delisau Rodríguez y el jefe de máquinas Tomás Rodríguez Padrón.

De 10.473 toneladas brutas, 3.142 toneladas netas y 2.663 toneladas de peso muerto, mide 116,79 m de eslora, 20,70 m de manga y 5,20 m de calado. Está propulsado por dos motores Bazán-MAN 12V28/32, que suman una potencia de 5.280 kW sobre ejes independientes y le permitía mantener, cuando nuevo, una velocidad de 16 nudos. El garaje tiene capacidad para 993 metros lineales y un car deck para 280 coches. Código IMO 9032006.

Recordamos con especial afecto la botadura de este buque, así como la de su gemelo “Las Palmas de Gran Canaria” en el astillero valenciano,  la puesta a flote del ferry “Juan J. Sister” en Turku (Finlandia) y la del jet-foil “Princesa Teguise” en Kobe (Japón), pues en todas ellas tuvimos la oportunidad de estar presentes.

A su llegada a Corea mantuvo la imagen corporativa precedente
A su llegada a Corea mantuvo la imagen corporativa precedente
Aspecto que presentaba el buque en agosto de 2015
Aspecto que presentaba el buque en agosto de 2015

Fotos: M. Royhan F, V. Tonic y Lappino

Anterior artículo

Tenerife y Las Palmas bajan dos dígitos en contenedores

Siguiente artículo

Las Palmas gana pasajeros y cruceristas y Tenerife pierde