DestacadoMarina Militar

El error humano, clave en el caso de la fragata “Helge Ingstad”

Navantia saluda la publicación del informe final de la Agencia Noruega de Investigación en Seguridad (NSIA) sobre el accidente de la fragata KNM “Helge Ingstad”, que se hundió tras chocar con el petrolero “Sola TS” la madrugada del 8 de noviembre de 2018.

El informe incluye 28 recomendaciones para mejorar la seguridad en la operación de los buques y ninguna de ellas se dirige a Navantia. En su mayoría, las recomendaciones se dirigen a la Real Marina Noruega y a la Agencia Noruega de Material de Defensa (NDMA)

El informe analiza la secuencia de eventos ocurridos tras la colisión y los factores que contribuyeron a que la fragata encallase y, finalmente, se hundiera. Un primer informe, publicado en noviembre de 2019, ya analizó las circunstancias que llevaron a la colisión.

La NSIA ha llevado a cabo una investigación rigurosa y exhaustiva para describir lo que sucedió después de la colisión entre la fragata KNM “Helge Ingstad” y el petrolero “Sola TS” y Navantia “quiere subrayar su profesionalidad”.

La investigación ha confirmado que la colisión provocó en la fragata “daños graves, por encima de aquellos para los que estaba diseñada”. También ha concluido que “el hundimiento de la fragata se podía haber evitado si se hubiera cerrado antes de su evacuación”. “Puertas, escotillas y otras aberturas de la fragata que debían estar cerradas para mantener la estabilidad y la flotabilidad no se cerraron en el momento de la evacuación. Como resultado, la estanqueidad y flotabilidad no se mantuvieron adecuadamente y el buque acabó hundiéndose”, señala el informe.

Navantia también celebra  que la NSIA haya concluido que el paso de agua a través de la línea de ejes “no fue un factor decisivo para causar el hundimiento”. Este asunto había sido mencionado por los investigadores en un informe preliminar publicado pocas semanas después del accidente.

Durante la investigación, Navantia “ha mantenido una sólida relación de colaboración con la NSIA y ha contribuido con datos, documentación y resultados de análisis. Como diseñador y constructor reconocido internacionalmente, Navantia tiene como primera prioridad la seguridad de sus buques y de las tripulaciones que los operan en todo el mundo. Por lo tanto, ve la investigación y la colaboración con la NSIA como una oportunidad en su apuesta por la mejora permanente de sus diseños”.

Navantia “tiene además una relación cordial” con la Real Marina Noruega. KNM “Helge Ingstad” fue la cuarta de cinco fragatas construidas por Navantia para la Real Marina Noruega entre 2006 y 2011.

Foto: Real Marina de Noruega

Anterior

ANAVE, sector pesquero y sindicatos piden prioridad para la vacuna

Siguiente

Leonor de Borbón amadrina el submarino S-81 “Isaac Peral”