Del país de Finlandia

El encanto medieval de la catedral luterana de Turku

La catedral luterana de Turku [Turun tuomiokirkko] es el edificio religioso más importante de Finlandia. Está situada en el corazón histórico de la ciudad apacible que discurre a ambas orillas del río Aura y se trata de la iglesia central de la Arquidiócesis Luterana de Turku, sede del arzobispo luterano de Finlandia. Desde el punto de vista arquitectónico e histórico-artístico es uno de los principales referentes de la arquitectura finlandesa, con notables raíces medievales.

Construida en sus orígenes en madera a finales del siglo XIII, coincidiendo con el crecimiento del protagonismo comercial de la ciudad, en 1300 figuraba como la catedral principal de Finlandia y sede del obispo católico de Turku. En sus orígenes fue un templo mucho más modesto y a lo largo de la Edad Media se acometieron diversas ampliaciones utilizando piedra granítica. Durante el siglo XIV se añadió un nuevo coro, del que proceden los pilares góticos octogonales del actual presbiterio. El altar mayor se situó frente a los pilares más orientales de la nave central, hasta su posterior traslado a su ubicación actual en el ábside, donde hasta mediados del siglo XVII estuvo la Capilla de Todos los Santos.

Durante el siglo XV se añadieron las capillas laterales situadas en los lados norte y sur, que eran nada menos que 42 a finales de la Edad Media. Las bóvedas también se elevaron en el último tercio del siglo XV hasta una altura de 24 metros, de modo que a comienzos de la Edad Moderna la iglesia había adquirido su aspecto actual. La torre es la principal adición posterior, aunque ha sido reconstruida en varias ocasiones debido a repetidos incendios, entre ellos el de 1827, que causó graves daños al edificio y en la ciudad, que resultó destruida en su mayor parte. La actual aguja de la torre alcanza una altura de 101 metros sobre el nivel del mar y es visible a larga distancia.

Durante la reforma del edificio, la catedral pasó a la propiedad de la Iglesia Luterana de Finlandia. Parte importante de su aspecto actual se debe a la restauración realizada en la década de 1830. El retablo, que representa la Transfiguración de Jesús, fue pintado en 1836 por el artista sueco Fredrik Westin. El retablo situado detrás del altar mayor y el púlpito situado a la izquierda del crucero datan de la misma época y fueron diseñados por el arquitecto alemán Carl Ludvig Engel, conocido en Finlandia por otras obras de gran prestigio, como la catedral luterana de Helsinki.

Las paredes y el techo del presbiterio están decorados con frescos de estilo romántico del pintor de la corte Robert Wilhelm Ekman, que representan los acontecimientos de la vida de Jesús y los dos hechos clave en la historia de la Iglesia finlandesa: el bautismo de los primeros cristianos finlandeses por el obispo Henry en Kupittaa, y la presentación al rey Gustav Vasa de la primera traducción finlandesa del Nuevo Testamento por el reformador Michael Agrícola.

Tuvimos ocasión de visitar de nuevo la catedral de Turku en febrero de 2019, aunque en esta ocasión de una manera especial, gracias al buen hacer de Lena Sarlin, con su proverbial amabilidad y conocimiento, como excelente guía de su ciudad natal. La catedral tiene tres órganos y un museo en el piso superior derecho, en el que se muestran no solo infinidad de objetos religiosos, sino otros elementos muy interesantes del pasado histórico-artístico de esta ciudad entrañable.

La catedral luterana de Turku es el edificio religioso más importante de Finlandia
La catedral luterana de Turku es el edificio religioso más importante de Finlandia
Nave central y altar mayor
Nave central y altar mayor
Organo principal de la catedral de Turku
Organo principal de la catedral de Turku
Imponente sobriedad de la nave central. Obsérvense los detalles de la bóveda
Imponente sobriedad de la nave central. Obsérvense los detalles de la bóveda
Planta de la catedral de Turku
Planta de la catedral de Turku

Bibliografía:

Hiekkanen, Markus (2007): Suomen keskiajan kivikirkot. Suomalaisen Kirjallisuuden Seura.

Fotos: Jarmo Piironen (Jamo Images), Martiina Sairanen, Markus Koljonen, Scoo y VisitFinland.com

Anterior artículo

Un frigorífico de Flota Cubana de Pesca transformado en establo

Siguiente artículo

Isaac Peral y el fomento del uso de la electricidad (1891)