La Palma, una Isla del Atlántico

El emblemático Pico Birigoyo amanece nevado

Una estampa invernal domina las cumbres de la isla de La Palma hasta la cota de 1.300 m. Un manto de nieve recubre los montes de la isla y, hecho poco frecuente, afecta también a la crestería de la dorsal de Cumbre Vieja, en la que el emblemático Birigoyo (1.807 m) ha amanecido blanco, así como los alrededores. Las temperaturas se han desplomado a –5ºC en el Roque de los Muchachos y la media insular ronda los 9ºC.

Fotos: Facundo Cabrera

Anterior artículo

Un proyecto de CAMPSA para Túnez: el petrolero “El Borma”

Siguiente artículo

La nieve cubre la Ruta de los Volcanes de La Palma