De la mar y los barcosDestacado

El embarcadero de la Cueva del Conde, en La Gomera (1914)

A la historia del transporte marítimo de Canarias y, en concreto, del puerto de San Sebastián de La Gomera, pertenece esta imagen fechada en torno a 1914, en la que vemos el correíllo “Fuerteventura”, uno de los playeros de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, “atracado” por primera vez en el embarcadero de la villa colombina, junto a la Cueva del Conde, que era el punto de embarque y desembarque de pasajeros y mercancías cuando las condiciones de la mar lo permitían.

La imagen corresponde a los años idos para siempre, pero la memoria gráfica debe permanecer intacta para recordar y valorar cuánto hemos avanzado en este y otros aspectos en algo más de un siglo.

Las fotografías que acompañan, tomadas por Teodoro Príncipe, abuelo materno del eminente catedrático y profesor gomero Alberto Darias Príncipe –coautor, junto a la profesora Gloria Díaz Padilla, del libro “Rada y puerto de San Sebastián de La Gomera 1492-1992”–, reflejan claramente las vicisitudes del transporte marítimo de la época. Pasarían todavía unos cuantos años, más de cuarenta, para que estuviera operativo el puerto de San Sebastián de La Gomera, y cuya inauguración estuvo a cargo, precisamente, de dos correíllos grandes de Compañía Trasmediterránea, aunque el primer atraque, todavía en obras, correspondió al buque “Paloma”, de casco de madera y al servicio de DISA, el 21 de abril de 1955.

Vista parcial del vapor «Fuerteventura», junto al embarcadero de la Cueva del Conde, en San Sebastián de La Gomera

Foto: archivo de Alberto Darias Príncipe, coloreada por Miguel Bravo

Anterior

Una terminal aeroportuaria que nunca debió derribarse

Siguiente

La Unidad de Buceo de la Armada practica en Tenerife

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *