El mundo de la aviación

El elegante avión ejecutivo Beechcraft 18-S de TASSA

Dos aviones Beechcraft 18-S Executive figuran inscritos en los anales de la historia de la aviación comercial española. Ambos llegaron en 1962. El primero, matrícula EC-ARO –al que vemos en la foto de Francisco Andreu, aparcado en el aeropuerto de Los Rodeos–, perteneció hasta 1969 a la compañía Trabajos Aéreos del Sahara (TASSA), fundada por Ultano Kindelán y el segundo, matrícula EC-ASJ, propiedad de Spantax, primero como avión corporativo y luego polivalente a la demanda, hasta su venta a la sociedad Azimut, dedicada a la fotografía aérea.

Como es conocido, este avión existe y desde 1990 pertenece a la Fundación Infante de Orleáns, formando parte de la colección de aviones históricos que tiene en condiciones de vuelo.

El prototipo del avión Beechcraft 18 voló por primera vez el 15 de enero de 1937. Una parte de su producción estuvo al servicio de la USAF durante  la Segunda Guerra Mundial en misiones de transporte, enlace, entrenamiento y otros cometidos.

Propulsado por dos motores Pratt & Whitney Wasp Junior de 450 caballos de potencia cada uno, alcanza una velocidad máxima de 372 km/hora y una velocidad de crucero de 354 km/hora- Tiene un techo operativo de 8.230 m y una autonomía máxima de 2.500 kilómetros, con ocho pasajeros y dos pilotos y un peso máximo de 3.405 kilogramos.

Foto: Francisco Andreu Plaza

Anterior artículo

Aida Cruises vuelve al puerto de Cartagena después de 16 meses

Siguiente artículo

“Federico García Lorca”, veinte años de un hito de Balearia