Acontecer marítimoDestacado

El despacho de las mercancías perecederas tiene prioridad

No existe diferencia en la gestión de la salida de los contenedores de los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. Se cumplen los mismos trámites y procedimientos en las inspecciones y siempre se concede prioridad a las mercancías perecederas. Así lo han podido comprobar esta mañana el presidente y el director de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González y Aitor Acha, en la visita que han girado a la terminal de Boluda, donde han recibido toda clase de explicaciones de mano del director general de Boluda Corporación Marítima en Canarias, Javier Climent. Asimismo, han visitado TCTenerife y allí también recibieron explicaciones de su director, José Ignacio Uriarte. 

La burocracia de importación tiene unos trámites muy marcados, que son de obligado cumplimiento y se pone de manifiesto que no es un problema de las terminales, ni de las navieras de línea regular que operan en ellas. Desde luego, los productos perecederos con punto verde salen sobre la marcha. Es cierto que existe falta de personal que gestione los despachos los fines de semana y ese es un aspecto a mejorar, como ya adelantaba ayer el presidente de la Autoridad Portuaria. Al respecto, el próximo viernes habrá una videoconferencia del Grupo H24 entre CEOE-Tenerife y el delegado del Gobierno en Canarias para tratar de avanzar en este asunto.

Otra cosa es la situación del tráfico internacional Asia-Europa y el tráfico feeder a Canarias, en la que influyen factores en origen como la carestía de los fletes, el precio del combustible y la disponibilidad de equipos, que últimamente escasean. En estos momentos existe una demora en las contrataciones de espacio y fletes de unas ocho semanas desde el mercado asiático. Ello está ocasionando falta de contenedores y también se dan casos de clientes que no devuelven en plazos y otros que prefieren almacenar sus mercancías en las terminales, lo cual complica la rotación.

Se aprecia que se ha producido un repunte en la actividad de los grupajes, frente a contenedores unitarios, debido a la caída de la demanda de materiales textiles y muebles, por citar dos casos concretos. En cuanto a materiales para la construcción, la pauta viene marcada por la demanda, aunque ello no quiere decir que se hayan podido producir retrasos puntuales. La inspección de las mercancías que vienen de Asia resulta más exhaustiva, tanto por su procedencia como por su propia naturaleza, lo cual puede originar demoras, aunque en la mayoría de los casos suele estar relacionada con la documentación.

Foto: Puertos de Tenerife 

Anterior

Trasmediterránea garantiza la línea Melilla-Málaga

Siguiente

La crisis del coronavirus lastra los resultados de Balearia