Empresa, Cultura y Sociedad

El Cuerpo Consular homenajea al comandante naval de Tenerife

Con motivo de su próximo pase a la reserva, el Cuerpo Consular acreditado en la capital tinerfeña agasajó esta semana al comandante naval de Tenerife, capitán de navío Luis M. García Rebollo. En esta ocasión, por ausencia del decano y cónsul de Italia, ofició la vicedecana y cónsul de Hungría, Nora Henrietta Hermann y el ex decano y cónsul de Chile, Pedro García-Sanjuán Ruiz, le hizo entrega de una placa de agradecimiento. El homenajeado contestó con emotivas palabras y firmó en el libro de honor, donde escribió una sentida dedicatoria.

Desde que el 5 de julio de 2013 tomó posesión de la Comandancia Naval de Tenerife, además de sus funciones profesionales, el capitán de navío Luis M. García Rebollo ha realizado una notable actividad cultural, en la que ha puesto en valor el papel de la Armada y su relación con Tenerife.

Entre otros objetivos destaca el valor patrimonial e histórico de la Comandancia Naval, un edificio proyectado por el arquitecto tinerfeño José Enrique Marrero Regalado. El semáforo de la Atalaya también formó parte de la Comandancia de Marina, cuya historia publicó y obtuvo el premio periodístico de investigación histórica “Antonio Rumeu de Armas”, lo que ha contribuido a que su memoria siga viva y sea un referente para Igueste de San Andrés y para la gente de Anaga. A consecuencia de esa investigación se descubrió también el refugio antiaéreo de la Comandancia Naval, construido durante la Segunda Guerra Mundial ante la llamada operación “Pilgrim” de invasión aliada de Canarias y se realizó la restauración de la torre observatorio que enlazaba con el semáforo de la Atalaya.

En 2014 se hizo una exposición de Jorge Juan en la Fundación CajaCanarias, que estuvo abierta varios meses. Con la Escuela Superior de Náutica se colaboró en la organización y desarrollo de las “Jornadas sobre Seguridad y Protección Marítima” en el océano Índico y con motivo de la escala del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, el ayuntamiento de Santa Cruz le puso su nombre a la glorieta situada próxima al Palmetum. El comandante naval intervino ese año como pregonero de las Fiestas del Carmen de Los Realejos, en cuya intervención puso de manifiesto la sorprendente relación histórica que existe entre la venerada imagen y la victoria de Blas de Lezo en Cartagena de Indias, Colombia; algo que puede parecer insólito, pero que es consecuente con el gran protagonismo naval y marítimo del norte de Tenerife. 

En el año 2015 destaca la colaboración con el Ayuntamiento de Granadilla en las presentaciones y actos que culminarían con su inclusión en la Red Mundial de Ciudades Magallánicas, y con la denominación de la costa de ese municipio como Costa Magallánica.

La nueva ley de Navegación Marítima asigna también nuevas responsabilidades en la protección de nuestro patrimonio subacuático, y en ese sentido se hicieron las primeras reuniones y colaboraciones con otras instituciones. Alumnos de la Escuela Superior de Náutica, dependiente de la Universidad de La Laguna, se integraron en los primeros ejercicios para la protección del tráfico marítimo en zonas de riesgo.

En el 2016 participó de forma permanente junto con numerosas instituciones y organismos vinculados al mar, en los ejercicios de seguridad y protección marítima. Asimismo, se dio apoyo a buques científicos que documentan la solicitud española de extensión de la Zona Económica Exclusiva de Canarias hasta las 350 millas.

En 2017 el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante general Teodoro López Calderón, visitó por primera vez la Comandancia Naval de Tenerife y una de las consecuencias ha sido la reapertura de la Ayudantía Naval del Hierro. Salió a la luz el hallazgo del pailebot “Tinerfe”, hundido en las costas del Porís de Abona y su gran valor arqueológico y el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” visitó Santa Cruz de La Palma por sexta vez.

En 2018, la Comandancia Naval ha seguido colaborando en el apoyo de buques científicos y velando por nuestros importantes yacimientos submarinos de cobalto, níquel, teluro y hafnio. Además de recordar con varias conferencias el 170º aniversario del nacimiento de Imeldo Serís-Granier y Blanco, que fue oficial de la Armada, senador, diputado y jefe de la Casa Real de la reina madre Isabel II.

Durante estos años también han sido atendidos numerosos buques científicos y de guerra extranjeros en colaboración con los consulados de los países correspondientes, en la mayoría de las ocasiones acompañados de sus respectivos embajadores.

Con el objetivo de acercar el mar a la sociedad, el comandante  naval García Rebollo he realizado exposiciones, presentaciones y conferencias en el Real Club Náutico de Tenerife, Real Club Náutico de La Palma, Cámara de Comercio, Museo de Historia de Tenerife, Fundación Cajacanarias, Centro Oceanográfico de Canarias, Escuela Superior de Náutica, Real Casino de Tenerife, Casino de La Laguna, Real Sociedad Económica de Amigos del País,  Instituto de Estudios Hispanos de Puerto de la Cruz, Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias y en la sala MAC con ocasión de las jornadas sobre el “Templo masónico de Tenerife. Masonería y sociedad”, así como diversas intervenciones en radio y prensa escrita.

Durante estos últimos cinco años ha recibido un reconocimiento de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía, condecorado con una Cruz Blanca al Mérito Militar y con una Cruz Blanca al Mérito de la Guardia Civil y su ingreso en la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación.

Foto: cedida

 

 

Anterior artículo

Austal inicia la construcción del segundo trimarán de Fred. Olsen

Siguiente artículo

“Las Guásimas”, petrolero auxiliar de Flota Cubana de Pesca