Acontecer marítimoDestacado

El catamarán “Bentago Express” embarranca en Agaete

El catamarán “Bentago Express” ha embarrancado esta noche cuando intentaba la maniobra en el puerto de Agaete. No hay heridos entre sus 59 pasajeros y 17 tripulantes y tampoco se conoce con precisión el alcance del siniestro en lo que al estado del buque se refiere. Reina mal tiempo en la zona y Fred. Olsen atribuye el suceso a “las condiciones meteorológicas severas”, lo cual está provocando indignación en redes sociales, sobre si en esas condiciones tenía que haber abortado la maniobra y dirigirse al puerto de Las Palmas y si la autoridad competente tenía que haber ordenado el cierre del puerto que depende de la Comunidad Autónoma.

Con la ayuda del remolcador de salvamento “Miguel de Cervantes” y algunos pesqueros de la zona se intenta atracarlo en el muelle del puerto de Agaete, como la solución más idónea para el desembarco de los pasajeros. Otra opción que se baraja, caso de que la anterior no fuera posible, consiste en desembarcarlos uno a uno a través de una lancha Salvamar, si bien esta opción tiene el inconveniente del estado de la mar y los fuertes vientos reinantes del suroeste.

Aunque Juan Ignacio Liaño, director de Flota de Fred. Olsen, afirma en Televisión Canaria que “el barco se encuentra en perfectas condiciones”, en las imágenes de la señal autonómica se observa que solo tiene disponible la propulsión del casco de estribor. Se ha activado un dispositivo de seguridad y emergencias para atender a los pasajeros y tripulantes, que permanecen a bordo.

Dada la naturaleza del buque, no hay riesgo de hundimiento, aunque es posible que tenga daños en el casco de babor. Si todo sale como se pretende, se trata de atracar, desembarcar el pasaje y descargar los vehículos y luego dirigirse por sus propios medios al puerto de Las Palmas de Gran Canaria para una inspección más detallada y efectuar las reparaciones necesarias, según explica Liaño.

Foto: Televisión Canaria

Anterior artículo

El petrolero “Castillo de Trujillo”, fletado por CEPSA

Siguiente artículo

Fred. Olsen, a la espera de la pleamar en Agaete