Acontecer marítimoDestacado

El caos del tráfico se apodera del puerto de Los Cristianos

Los atascos de tráfico rodado en el puerto de Los Cristianos, sean o no fechas significativas, son bastante frecuentes. El espacio es el que es y el tráfico ha crecido por encima de las posibilidades físicas que tiene el recinto. La coincidencia en franjas horarias de las dos compañías que operan en el puerto de Los Cristianos se ha convertido en un cuello de botella que lo sufren los pasajeros y los transportistas y las propias navieras que tiene complicado el cumplimiento de sus horarios.

No parece que el Ayuntamiento de Arona ni la Autoridad Portuaria tengan realmente interés en intentar no ya resolver, sino aliviar esta situación y eso que el puerto de Los Cristianos es el que más ingresa en tasas de pasaje y en el que menos dinero público se invierte. Excepto Pedro Rodríguez Zaragoza, que en su día mostró cierto interés por hacer actuaciones puntuales desde el muelle hasta el enlace con el acceso a Los Cristianos, no se han tomado decisiones que ayuden a resolver un problema de este calibre. No al menos que trascienda a la opinión pública.

Quienes realmente se implican en tratar de aliviar el caos de tráfico que domina el puerto de Los Cristianos son la policía portuaria, la policía local de Arona y el personal de las navieras, que ponen mucha voluntad y muchos esfuerzos por encima de sus posibilidades.

Foto: Felipe Chinea para puentedemando.com

Anterior

FRS trabaja para reflotar el catamarán empotrado en Ibiza

Siguiente

Air France dispondrá de una flota de 60 aviones Airbus A220

1 Comentario

  1. Lagunero
    30 agosto, 2021 at 7:46 am — Responder

    Coincido plenamente con lo aquí expresado, ya por otros foros se ha comentado que este puerto necesita una ampliación y adecuación Urgente. Ya desde hace años la situación viene siendo caótica. Ahora que desde el Gobierno de Canarias se da casi por descartada la opción de Fonsalía, que precisamente por su ubicación tiene un impacto ambiental a todas luces enorme, creo que debemos recapacitar acerca de aportar soluciones efectivas y adecuadas. Desgraciadamente por esta tierra, llena de ecosistemas magníficos y cuyo territorio es limitado tenemos una afición muy perniciosa. Esa afición consiste en que con demasiada frecuencia tendemos a construir infraestructuras, abandonarlas y, cuando están en estado lamentable, construir otras nuevas. Por otro lado tenemos a nuestro querido lobby de la construcción, que en un afán de defender a ultranza y de forma miope sus exclusivos intereses (cemento) piden más y más consumo del territorio. Es por ello, que en pleno siglo XXI, donde el cuidado del entorno supone el mayor reto que tenemos, debamos de salir de la caverna y empezar a optar por soluciones más inteligentes. Así nos encontramos que tenemos por un lado Granadilla, que tiene un uso ínfimo, pero que supone más horas de navegación. Por otro lado tenemos interesantes opciones de ampliación y adecuación de Los Cristianos, en las que se plantea la mejora y en soterramiento de los accesos, dotando a la zona de una interesante zona de comercios. Recordemos que a pesar de los inconvenientes, el puerto crea riqueza en la zona, viajeros que compran o comen algo esperando a su barco. Además también se plantea la construcción de un dique exterior, con nuevos atraques, haciendo que la operación de los buques sea más cómoda y segura, y sobre todo, actuando sobre un entorno donde el daño ecológico ya está hecho. Esta opción es la que se ha llevado a cabo de forma muy satisfactoria por ejemplo en el muelle de Playa Blanca. Estimados dirigentes, por favor, déjense de grandilocuencias, estamos en tiempos de ser más pragmáticos. Al fin y al cabo el tráfico marítimo no crecerá hasta el infinito, ahora mismo por fin empezamos a tener unas conexiones muy interesantes con las islas menores y sinceramente, el tráfico futuro es lo que hay y poco más. Gracias por poder dejar mi opinión y agradecería poder contrastar mi opinión con las de otros lectores. Buen Día.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *