Acontecer marítimoDestacado

El buque “West Polaris” repara durante 50 días en Tenerife

Tenerife Shipyards sigue apostando por la consolidación del puerto de Santa Cruz de Tenerife como base de reparaciones navales del sector off shore. Prueba de ello es la llegada del buque perforador “West Polaris”, de la multinacional Seadrill, que permanecerá atracado en el dique del Este durante los próximos 50 días, para realizar diversos trabajos antes de su salida hacia Gabón, destino de su próximo contrato.

Como ya adelantamos en esta misma sección el pasado 22 de mayo, los trabajos que realizará Tenerife Shipyards ascienden a 1,2 millones de euros y darán empleo directo a casi 140 especialistas y auxiliares –de ellos, 50 contratados para la reparación y el resto personal del astillero–, a lo que hay que sumar las facturas de prácticos, remolcadores, amarradores, Autoridad Portuaria, consignatario, aprovisionamiento, transportes y otros consumos.

El encargo de Seadrill, que Tenerife Shipyards firmó durante su reciente estancia en Houston, EE.UU. –a donde acudió el director general de la empresa, Jonathan Pérez Padrón–, se refiere a la conexión de sensores y válvulas para controlar el paso de fluidos en los tanques, instalación de cableado interior hasta la unidad de control y mejora de la zona de acomodación, lo que les permitirá duplicar los tripulantes a bordo del buque.

Asimismo está previsto el embarque de 55 tubos de perforación, que se encuentran depositados en la Zona Franca de Tenerife desde su anterior escala en 2018, así como la inspección obligatoria de diez años que certifica su operatividad, y en la que también interviene personal especializado.

Pérez Padrón explica que “este proyecto es complejo porque se van a realizar muchos trabajos de electrónica. Hay que realizar instalaciones nuevas que tienen que integrarse con la ya existente en el barco para asegurarnos de que todo está correctamente controlado y monitorizado”.

Se trata del octavo proyecto asignado al grupo canario Hidramar por parte de Seadrill, quien confía en los altos estándares de seguridad laboral, calidad medioambiental y cumplimiento estricto de los plazos de trabajo que caracterizan al astillero de Tenerife.

Foto: facebook

Anterior artículo

AZAL cancela un pedido de 10 aviones Boeing B-737 Max 8

Siguiente artículo

Un renovado “Ciudad de Cádiz” retorna a la línea de Canarias