De la mar y los barcosDestacado

El buque rolón “Isla de los Volcanes” (1987-2012)

A la historia del tráfico de cabotaje en Canarias y del mar de Alborán pertenece el buque “Isla de los Volcanes”, que llegó a la mar isleña en 1987 –capitán, Javier Sevillano, a quien relevó el capitán Jesús Socorro– tras su adquisición por Líneas Marítimas Hespérides, una sociedad con sede en Las Palmas de Gran Canaria que presidía Gabriel Calzada Fiol y de la que formaban parte Francisco González Bravo de Laguna y otros accionistas. En realidad debería haberse llamado “Isla de Lanzarote”, pero la estrategia comercial pasaba por identificarlo con los “volcanes” de su inmediata competencia.

A su contraseña pertenecieron también los buques “Isla de Fuerteventura”, “Isla de Lobos”, “Isla de La Gomera”, “Isla del Hierro” e “Isla de La Palma” y relacionados con el grupo Pérez y Cía. los buques “Isla de Tenerife”, “Isla de Gran Canaria”, “Isla Colombina” e “Isla de Cartuja”. Estos dos últimos, tras la separación de intereses, formaron parte de Naviera Jarugo y varios de los citados pasaron a la contraseña de Naviera Guadiaro, entre ellos los buques “José María Ramón”,  “Pedro Ramírez” y uno de los “villa” que habían pertenecido a Castañer y Ortiz.

El buque “Isla de los Volcanes” pertenecía a una serie de seis rolones de diseño y construcción francesa, proyectados para las líneas del Mediterráneo con el norte de África. En el caso que nos ocupa se trata en origen del buque “Lubéron”, construcción número 1.225 del astillero de la Societe Nouvelle des Ateliers & Chantiers de La Rochelle-Pallice. Puesta la quilla el 14 de diciembre de 1976, el 3 de junio de 1977 resbaló por la grada y el 13 de diciembre siguiente se entregó a la Compagnie de Navigation Daher & Societé Navale Caennaise, con sede en Marsella.

A su incorporación al tráfico de cabotaje de Canarias, los buques de Líneas Marítimas Hespérides compitieron con Antonio Armas Curbelo en las principales líneas del archipiélago, centrándose especialmente entre las capitales canarias y las islas orientales, así como una línea con El Puerto de Santa María (Cádiz). Posteriormente, la citada compañía formó parte del consorcio INTERCAN hasta su disolución.

Sin embargo, el naufragio del buque “Isla de La Gomera”, ocurrido el 27 de febrero de 1993, marcó el comienzo del final de Líneas Marítimas Hespérides, que en 1994 vendió el buque “Isla de los Volcanes” a Líneas Marítimas Peregar, a cuya contraseña perteneció hasta 2012, cubriendo la línea Málaga-Melilla. En el citado año se revendió a la sociedad turca Akgunler Isletmeleri STI Ltd., siendo abanderado en Sierra Leona con el nuevo nombre de “Volkan”, con el que se fue al desguace en julio de 2017 en Aliaga (Turquía).

De 1.119 toneladas brutas, 543 toneladas netas y 1.600 toneladas de peso muerto, medía 90,71 m de eslora, 14 m de manga y 4,45 m de calado. Estaba propulsado por un motor Pielstick 8PA6L280, de 2.400 caballos sobre un eje y una hélice de paso variable, que le permitía mantener una velocidad de 14 nudos. Código IMO 7529885.

El buque "Isla de los Volcanes", a su llegada al puerto de Málaga
El buque «Isla de los Volcanes», a su llegada al puerto de Málaga

Fotos: Juan Carlos Díaz LorenzoIan Boyle (shipspotting.com)

Anterior artículo

Trasatlánticos de la emigración: “Verdi” (1963-1976)

Siguiente artículo

De cómo el negocio marítimo cambia de la noche a la mañana