Acontecer marítimoDestacado

El buque metanero “La Mancha Knutsen”, en Algeciras

El buque metanero “La Mancha Knutsen”,  abanderado en el segundo registro español e inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife, ha fondedo en la bahía de Algeciras, donde lo ha captado nuestro colaborador Juan Gabriel Mata. El nuevo buque está fletado a la empresa energética española Gas Natural Fenosa, en un contrato de veinte años de duración.

Knutsen OAS Shipping ha optado por la bandera española, un hecho muy poco frecuente en los últimos años y su inscripción en el segundo registro, pese a su escasa competitividad y clara decadencia y dejadez por parte de las autoridades competentes, comparado con otros que son los preferidos de la mayoría de los navieros españoles, caso de Madeira, Malta, Chipre y Bahamas.

Recientemente se ha procedido a la incorporación efectiva de este buque, tras la entrega oficial en el astillero Hyundai, factoría de Ulsan (Corea del Sur), de cuya factoría es la construcción número 2.733. Se trata de un metanero de última generación que tiene una capacidad de carga de 176.300 metros cúbicos.

Es propiedad de un consorcio formado por Trygve Seglem y NYK, que posee otros nueve buques gestionados por el poderoso grupo naviero noruego. Knutsen OAS Shipping es la compañía operadora, dado su reconocido prestigio a nivel internacional.

Registra 114.000 toneladas brutas y 81.605 toneladas de peso muerto, en un casco de 290 m de eslora y 46 m de manga. Está propulsado por dos motores de dos tiempos reversibles acoplados directamente a la hélice, con una potencia de 30.400 kw, que le permite mantener una velocidad de 20 nudos. Código IMO 9721724. Tiene un gemelo llamado “Rioja Knutsen”, que se encuentra en fase de armamento en el mismo astillero y cuya entrega está prevista para finales de este año.

Hyundai informa de que ambos buques cuentan con un nuevo sistema para gestionar el boil off gas (BOG), que permite ahorrar hasta un millón de euros anuales. El BOG es el vapor de gas natural licuado generado en el interior de los tanques que se utiliza como combustible en este tipo de buques. El nuevo sistema optimiza la recuperación del BOG y permite la reutilización de 1.600 toneladas de gas natural cada año, lo cual ahorra al armador hasta un 50% del coste frente a los combustibles convencionales tipo HFO y MGO.

En 2013 hubo polémica cuando se supo la noticia de que Gas Natural, Knutsen y Elcano habían llegado a un acuerdo para la construcción de cuatro buques metaneros en Corea del Sur y Japón, en detrimento del astillero público español Navantia. No hubo marcha atrás, pero entonces se habló de un quinto buque, del que el entonces presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, dijo que “será mucho mejor” que los construidos en Asia. Más nunca se supo.

Foto: Juan Gabriel Mata (J&N)

Anterior artículo

Florentín Castro (1926-2011) y los tiempos de Castro London Ltd.

Siguiente artículo

Markku Keinänen, subsecretario de Estado de Finlandia