De la mar y los barcosDestacado

El buque frigorífico “Sierra Cazorla” (1984-2008)

Por espacio de 24 años enarboló la contraseña de Marítima del Norte el buque frigorífico «Sierra Cazorla”, el mismo que desde abril de 2010 navega con bandera rusa y acortó su nombre a “Sierra” –la entrega se realizó en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria–, dedicado a tráficos frigoríficos de la compañía armadora OST Shipping, con sede en Nakhodka, puerto de la flota del Pacífico del krai de Primorie. 

Único de su clase en una empresa naviera que tenía la costumbre de encargar varios buques de un mismo proyecto, se trata de la construcción número 249 del astillero Marítima del Musel, en Gijón (Asturias). Puesta la quilla el 1 de junio de 1983, el 15 de mayo de 1984 se realizó su botadura, ceremonia en la que actuó de madrina la señora María Luz Gomendio de Sendagorta y entró en servicio el 31 de octubre del citado año bajo el mando del capitán Antonio Salgado Costa.

En su primera etapa perteneció a la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife, aunque poco después pasó al registro panameño, al igual que el resto de la flota de Marítima del Norte, consiguiendo con ello mantenerse a flote en la escena del transporte marítimo, en una etapa de una demoledora crisis del sector. Dedicado a tráficos frigoríficos internacionales, donde Marítima del Norte tenía acreditada competencia, en 2008 formó parte del grupo de ocho buques vendidos al operador holandés Seatrade, lo que puso fin a la estela de la naviera española controlada por la familia Sendagorta.

De 2.618 toneladas brutas, 1.009 toneladas netas y 2.725 toneladas de peso muerto, mide 91,85 m de eslora total –84,30 m de eslora entre perpendiculares–, 14,25 m de manga, 7,70 m de puntal y 5 m de calado. Está propulsado por un motor Mak 8MU 453AK, con una potencia de 3.263 caballos sobre un eje, que le permite mantener una velocidad de 15,5 nudos. Código IMO 8216198.

Foto: Juan Gabriel Mata

Bibliografía

Rodríguez Aguilar, Manuel (2018). “Historia de la naviera Marítima del Norte (1957-2008), p. 78. Con ilustraciones de Roberto Hernández, el Ilustrador de Barcos. Plimsoll Ediciones Náuticas, Madrid.

Anterior artículo

Dos heridos en la explosión de un buque en Gibraltar

Siguiente artículo

IMO convoca a combatir la piratería en el golfo de Guinea