El mundo de la aviación

El avión que inauguró el aeropuerto de Almería (1968)

La gran Iberia, aquella compañía extraordinaria que tanto significó en la modernización del transporte aéreo de España, contrató con el prestigioso fabricante aeronáutico holandés Fokker la construcción de ocho aviones Fokker F-27 de la serie-600, al precio unitario de 74 millones de pesetas, que fueron entregados entre septiembre de 1967 y mayo de 1968. Recibieron nombres de ríos de la geografía nacional (“Ebro”, “Tajo”, “Guadalquivir”, “Duero”, “Miño”, “Segura”, “Guadiana” y “Pisuerga”) y cada uno de ellos tenía capacidad para 44 asientos, dos pilotos y una azafata.

En la imagen vemos al avión matricula EC-BMS, nombrado “Río Ebro”, que se estrenó en octubre de 1967 al servicio de Iberia. Fue el avión que participó en la inauguración del aeropuerto de Almería, el 6 de febrero de 1968.  Luego pasó a la flota de Transeuropa y en marzo de 1984 a Aviaco, volando en Canarias y en líneas secundarias de la península. Causó baja en marzo de 1992 y en abril de 1994 se vendió a Cubana de Aviación, siendo rematriculado CU-T-1286, volando en varias etapas hasta La Habana.

Foto: José Luis Ogea (aviationcornet.net)

 

 

Anterior artículo

Sexto encargo de Pacific Drilling a Hidramar en dos años

Siguiente artículo

El buque mayor del mundo llega hoy a Tenerife