Acontecer marítimoDestacado

El alisio contiene la pestilencia del buque establo “Aldelta”

En el fondeo del antepuerto tinerfeño se encuentra el buque establo “Aldelta”, abanderado en Panamá, a quien la barcaza “Petrobay”, al servicio de CEPSA, le está suministrando combustible. Aunque el barco apesta lo suyo, en esta ocasión no se nota en la ciudad porque los alisios están soplando fuerte y evitan que el hedor característico invada el litoral.

Este buque, en servicio desde 1985, es la reconversión de un ro-ro llamado en origen “Bazias 4”, construido en Rumanía, cuarto de una serie de contratados por la compañía nacional NAVROM. Renombrado “Sally Eurolink”, “Dart 4” y “Cervine”, desde abril de 2011 navega como establo flotante, propiedad de la compañía de propiedad jordana Adelta for Trading Meat & Cattle Co.

El segundo de la serie, nombrado “Bazias 2”, fue el buque “Elena B” (2007-2009), luego “Vero B” (2009-2013), al servicio de una de las sociedad de Boluda.

De 9.088 toneladas brutas y 4.734 toneladas de peso muerto, mide 121,50 m de eslora, 21 m de manga y 5,30 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores Mak, que suman una potencia de 5.300 kW y le permite mantener una velocidad de 14 nudos. Código IMO 8008076.

Foto: Ramón Acosta Merino

Anterior artículo

Astander entrega la draga de succión holandesa “Vox Amalia”

Siguiente artículo

Bombardier se desprende de la producción del avión Dash-8