El mundo de la aviación

El abrupto final del avión DC-9 de Aviaco “Castillo de Argüeso”

Procedente de la flota de Iberia, el 24 de octubre de 1979 pasó a formar parte de la flota de AVIACO el avión Douglas DC-9 matrícula EC-BIQ, que hasta entonces había ostentado el nombre de “Ciudad de Málaga”. Primero estuvo alquilado y en julio de 1980 pasó a su propiedad siendo renombrado “Castillo de Argüeso”.

Número de serie 47092, se trataba, en origen, del undécimo de los 36 aviones de este modelo que formaron parte de la gran Iberia, aquella compañía que tanto nos enorgullecía dentro y fuera de España.

Tuvo un inesperado final, después de que el 18 de febrero de 1990 sufriera daños en el aeropuerto de Mahón tras una maniobra brusca cuando se disponía a aterrizar bajo mínimos, tras lo cual remontó el vuelo y consiguió aterrizar en Palma de Mallorca, donde fue desguazado en septiembre de aquel año, después de que su reparación se estimara antieconómica. A bordo iban 82 pasajeros y siete tripulantes, todos los cuales resultaron ilesos.

Foto: ¿? vía Francisco Bonilla Márquez / Compañías españolas

Anterior artículo

Golpe del crucero de turismo “Astor” en el puerto de Nantes

Siguiente artículo

El buque frutero “Delfín del Cantábrico”, ex “El Baztán”