Acontecer marítimoDestacado

El abandono aparente del buque “Polar S” en Las Palmas

Lleva años de abandono aparente en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, mostrando las huellas de la falta de mantenimiento, aunque en este caso, según nos dicen fuentes portuarias, de alguna manera es propiedad de ASTICAN, como pago de una deuda contraída debido a la quiebra de su anterior propietario canadiense, la sociedad Nova Scotia Ltd., con sede en Halifax. 

En los últimos veinte años, el buque “Polar S” participó en el denominado turismo de expedición ártico, donde la competencia ha subido mucho, aunque ahora está parado debido a las circunstancias. Desde su llegada a Las Palmas, ha estado en seco y cambia con frecuencia de atraque, siempre dentro de las necesidades de ASTICAN, hasta su actual posicionamiento.

Entrado en años, este antiguo rompehielos llamado “Njord” y construido en el astillero Wärtsila, en Helsinki (Finlandia) para la Administración Marítima de Suecia, estuvo tripulado por la Real Armada de aquel país y realizó su primera campaña en los crudos inviernos del golfo de Botnia en diciembre de 1969. Formaba parte de un grupo de cuatro buques rompehielos del mismo proyecto. Los tres restantes se llamaron “Tor”, “Tarmo” y “Varma”.

Vendido en 2000 a Karlsen Shipping y renombrado “Polar Star”, se reformó para cruceros de turismo ártico, con capacidad para 90 pasajeros. Desde entonces ha tenido varios incidentes en Spitzbergen y Martha Strait, en la Antártida, aunque ha conseguido salir airoso. Desde 2017 abrevió su nombre a “Polar S”.

De 3.928 toneladas brutas y 879 toneladas de peso muerto, mide 86,52 m de eslora total, 21,26 m de manga y 6,20 m de calado. Está propulsado por un sistema diésel-eléctrico del que forman parte cuatro motores Wärtsila que suman una potencia de 10.310 kW y le permitía mantener una velocidad de 14 nudos. Código IMO 6905745.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior artículo

El primer suministro de gasolina de aviación en Los Rodeos

Siguiente artículo

El puerto de Zeebrugge estrena dos remolcadores de Boluda