Acontecer marítimoDestacado

Dos petroleros gemelos de Elcano coinciden en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Es frecuente que en el  puerto de Santa Cruz de Tenerife coincidan dos o más buques de una misma naviera. Lo que no lo es tanto es que la coincidencia sea de dos petroleros gemelos, como sucede en esta oportunidad con los buques “Castillo de Monterreal” y “Castillo de Trujillo”, de la flota de la Empresa Naviera Elcano. Fletados por CEPSA, el primero llegó procedente de Huelva y descargó en el dique del Este y después pasó al antepuerto, mientras que el segundo está fondeado a la espera de atraque para descargar.

Ambos buques tienen el mismo origen. Se trata de construcciones inacabadas del astillero de Kherson (Ucrania) y terminados por Elcano, el primero en Izar Cádiz y el segundo en Turquía. En servicio desde 2002 y 2004, respectivamente, tienen un registro de 29.500 toneladas de peso muerto, miden 182 m de eslora total, 25 m de manga y 10,30 m de calado. El primero está abanderado en Malta y el segundo tiene bandera española y figura inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife. Códigos IMO 9145437 y 9293337.

Explica el jefe de máquinas Juan Manuel Pérez Rodríguez, que navegó en la flota de Elcano, que aunque las dimensiones físicas de ambos son idénticas, se diferencian, fundamentalmente, en el propulsor. El buque “Castillo de Monterreal”, cuya construcción estaba más avanzada, tenía instalado en origen el motor MAN B&W 6M60 MC-MK3; en cambio en el buque “Castillo de Trujillo” se le instaló un motor más avanzado con distintas características: MAN B&W 6S50 MC-C- MK7. Mientras que el diámetro de la camisa del primero es de 600 mm, la del segundo es de 500 mm y ello se traduce en un ahorro de combustible de cuatro toneladas métricas diarias de IFO-380 a favor de este último.

El petrolero "Castillo de Monterreal", fondeado frente a Igueste de San Andrés
El petrolero “Castillo de Monterreal”, fondeado frente a Igueste de San Andrés

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior artículo

Catedral ortodoxa de Uspenski

Siguiente artículo

Mercadona vuela en jet